¿Qué es el certificado energético de una vivienda?

Desde hace ya algunos años los españoles son cada vez más conscientes de las ventajas de hacer un buen uso de la energía. No solo para echar una mano a un planeta que ya sufre los efectos del cambio climático, también por el ahorro en las facturas que conlleva. Ventanas con doble cristal, enchufes inteligentes o electrodomésticos que consumen menos han ido ganándose un hueco en los hogares. A este respecto,  desde el 2013 se exige que las viviendas tengan un certificado energético si se quieren poner en alquiler o venderlas. ¿Sabes qué es y para qué sirve? En este post te lo explicamos.

El certificado energético es obligatorio para vender o alquilar una vivienda desde 2013

El certificado energético es un documento que sirve para informar sobre el consumo de una vivienda y las emisiones de CO2 que produce siguiendo una escalada de la A (que significa un mayor eficiencia energética) a la G (que significa lo contrario). Para que te hagas una idea, es como las pegatinas que tantas veces habrás visto puestas en los electrodomésticos. Además, con el certificado energético de una vivienda se pueden conocer las medidas necesarias a tomar para mejorar en la calificación, si es que no es A, y con ello ahorrar en las facturas de luz y gas. Por ejemplo, puede que tu casa no tenga la mejor nota porque tus ventanas no están bien aisladas y dejan pasar el frío y el calor. Eso te hace que tengas que hacer un mayor uso de la calefacción o el aire acondicionado. En ese caso calcula lo que te cuesta cambiarlas ya que es muy posible que a la larga salgas ganando y ahorres en tus facturas.

¿Quién realiza el certificado energético?

certificado energético

Para conseguir un certificado energético debes ser tú el que busque a un técnico certificador para que lo realice. Esta es una labor que pueden hacer los arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros o ingeniero técnicos. Si no quieres complicarte mucho la vida, hay empresas especializadas en estos trabajos e incluso es un servicio que ofrecen las compañías energéticas. Puedes ponerte en contacto con la tuya para ver si lo tienen. Eso sí, antes de decidirte por una, echa un vistazo a las webs de varias empresas y pide presupuestos, para no acabar pagando de más. Hay compañías que ofrecen sus servicios desde 45 euros.

No poseer el certificado energético puede acarrear multas de 300 a 600 euros

El certificado energético debe aparecer en el anuncio que se publique para vender o alquilar la vivienda. En el caso de una compraventa, se entrega al nuevo propietario junto al contrato. Cuando se trate de un alquiler, hay que dar una copia al inquilino y también llevarla cuando se deposite la fianza en el organismo oficial correspondiente. Las multas por vender o alquilar sin certificado energético oscilan entre 300 y 600 euros, así que no te merece la pena intentar ahorrarte su precio ya que acabarás pagando.

Como puedes comprobar hacer el certificado energético es algo obligatorio si estás pensando en vender o alquilar una vivienda. Si en el momento de sacar el inmueble al mercado no tienes la liquidez para pagar este documento, puedes pedir un crédito online en Monedo Now y tendrás el dinero directamente en tu cuenta bancaria online.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.