Día de Reyes: 3 formas originales de sorprender a los más pequeños

Pocas jornadas son más mágicas que el día de Reyes. Y más aún si en la casa hay niños. Aunque en realidad muchos son también los adultos que viven con emoción esta fecha en la que por unas horas vuelven a su infancia. El agacharte a coger caramelos, el nerviosismo la noche del día 5, la expectación al abrir los regalos, no hace falta ser pequeño para que la jornada sea especial, solo hay que dejarse llevar y por unos momentos volver a creer en la magia.

Es verdad que conforme van pasando los años, los niños se van acostumbrando a abrir regalos y que en ocasiones tienen tantos que apenas se detienen a mirarlos. Por eso, cada vez son más los padres que piden a los familiares no hacer tantos presentes a los más pequeños y que buscan maneras originales de sorprenderlos para sigan viviendo el día de Reyes con la misma ilusión.

Un día de Reyes en familia

Día de Reyes

Una forma de sorprender a los más pequeños es hacer una pequeña gymkana. Además, si el día de Reyes se pasa en familia, les ayudará también a conocer historias de sus seres queridos. Se puede dejar debajo del árbol o junto a una ventana la primera pista en la que se cuente una anécdota de por ejemplo la infancia de la abuela. El niño deberá ir haciendo preguntas hasta descubrir de quién está hablando la pista. Una vez que supere la prueba, la abuela será la encargada de ir a buscar el regalo, dárselo y entregarle otra pista. Esta idea también se puede llevar a cabo el día de Navidad si Papá Noel deja regalos y es extensible a todos los miembros de la familia.

Se puede dejar una primera pista en la que se cuente una anécdota de por ejemplo la infancia de la abuela. El niño deberá ir haciendo preguntas hasta descubrir de quién está hablando la pista.

Hay niños que se cuestionan si de verdad el día de Reyes entran tres señores en su casa a dejar regalos. Incluso intentan quedarse despiertos para ver si los pillan in fraganti cuando lleguen, aunque luego les vence el sueño. Para sorprender a esta clase de pequeños detectives se les puede dejar pistas del paso de sus majestades de Oriente por la vivienda más allá que un vaso de leche a medio beber o una zanahoria mordisqueada por un camello. Existen plantillas de suela de botas con las que dibujar pisadas en el suelo e incluso hay aplicaciones de móviles que permiten colocar de manera digital a alguno de los Reyes Magos en el salón, como si se les hubiera hecho una foto en el momento en el que están dejando los regalos.

Con la aplicación móvil SantApp podrás dejar el móvil en el salón e ir a la habitación de los más pequeños para escuchar cómo Melchor, Gaspar y Baltasar van dejado sus regalos mientras escucháis sus voces y ruidos.

Otra manera de sorprender a los más pequeños en el día de Reyes es dejar los regalos, o alguno de ellos, en un lugar en el que no pensarían. Si la casa tiene azotea o patio, el último se puede colocar allí, como si los magos de Oriente se hubieran despistado y lo hubiesen dejado en el último minuto. O en el rellano de casa y que se lo encuentren cuando salgan tras pensar que ya habían abierto todos.

Planees lo que planees para el día de Reyes, lo importante es hacerlo con una ilusión que se traspase a los niños. Al fin y al cabo es solo una vez al año y a todo el mundo le hace falta volver por unas horas a la infancia y dejar la realidad de lado. Para que en ese día no falten los regalos, aunque sea un simple detalle, puedes pedir un crédito online en Monedo Now de forma sencilla y rápida.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.