Cuánto cuesta un billete RTW (Round-The-World) que te permite dar la vuelta al mundo

Sí, has leído bien: desde hace unos años es posible dar la vuelta al mundo con un solo billete, que se llama RTW (Round-The-World). La cuestión es: ¿cuánto cuesta? Pues como casi todo en esta vida, depende. Será más o menos caro en función del recorrido que quieras hacer y del tiempo que estés viajando. Para que te hagas una idea, en el blog de Monedo Now hemos investigado en foros y entre las compañías que ofrecen este servicio para contártelo todo sobre el RTW y que vayas preparando las maletas para viajar alrededor del mundo.

Lo primero que tienes que saber es que dar la vuelta al mundo es posible gracias a la alianza entre diferentes compañías aéreas, que permiten elegir entre miles de destinos en más de 160 países. Antes de lanzarse a comprar a lo loco un RTW, es importante diseñar primero una ruta y procurar que los viajes vayan el mismo sentido. Es decir, de este a oeste, y viceversa, o de norte a sur, e ídem. De hecho, las vueltas atrás no suelen estar permitidas.

El precio de un billete RTW oscila entre los 2.500 y los 5.000 euros, en función del recorrido y del tiempo que pienses estar viajando

Aunque hay muchas compañías que ofrecen el RTW, las tres principales son Star Alliance, One World y Sky Team. Por supuesto, cada una tiene sus términos y condiciones particulares, que te recomendamos leer cuidadosamente, y todas tienen también en común un abanico de ofertas que va desde viajes DIY (Do It Yourself) en los que tú eliges los destinos, a paquetes ya preparados con los destinos organizados. En cualquier caso, los precios oscilan entre los 2.500 y los 5.000 euros. El coste es directamente proporcional al recorrido: cuantos más kilómetros y continentes recorramos, más caro será el billete.

Requisitos para viajar con un billete RTW

Ahora que ya sabes cuánto cuesta renovar el pasaporte y qué debes saber antes de hacerlo para poder viajar fuera del espacio Schengen, tienes que tener en cuenta también que los billetes RTW conllevan el cumplimiento de unos requisitos para beneficiarte de su precio. Aunque varían en función de la compañía donde los compres, casi todas exigen un mínimo de 2 ó 3 paradas en el recorrido y que pase un lapso de 24 horas entre una y otra.

RTW

También dependiendo de la empresa donde adquieras tu RTW, las paradas máximas que se pueden realizar varían entre cinco y 15, y el plazo máximo para completar nuestra vuelta al mundo suele ser en casi todas de 12 meses. Además, es obligatorio que el viaje empiece y termine en el mismo sitio.

Todas las compañías permiten consultar y administrar nuestras reservas, e incluso cambiar las fechas de vuelos, añadir nuevos destinos y hasta desestimar los que no te interesen. Eso sí, antes cancelar la compra de un billete RTW, lee bien la letra pequeña de la compañía que te lo ha vendido para no llevarte chascos con las condiciones de cancelación.

Asegúrate también de conocer las condiciones de entrada en cada país que vayas a visitar. Hay países como Estados Unidos que requieren visados especiales tanto si vas a pernoctar en el como si solo vas a hacer una escala.

Un billete RTW es la forma más barata de viajar a lo largo y ancho del mundo

Si eliges un viaje ya organizado, la principal desventaja es que tendrás que ajustarte a los tiempos que te marque tu RTW y no habrá lugar para la improvisación. De otro lado, si optas por diseñarte tu propio viaje, podrás permitirte viajes por tierra de un sitio a otro antes de subirte al próximo avión.

Con sus ventajas y desventajas, un billete RTW es generalmente la forma más barata de viajar a lo largo y ancho del mundo. Si llevas tiempo dándole vueltas a hacer un viaje de estas características, recuerda que en Monedo Now estamos para ayudarte con préstamos sin nómina, préstamos para estudiantes, préstamos para jubilados y hasta a conseguir préstamos con Asnef, a partir de 750 euros, de forma rápida y sencilla, y sin moverte de casa. Para que todo tu tiempo lo dediques a organizar el viaje de tu vida.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.
Tagged in: