Divorcio: dime cómo te separas y te diré a qué precio

Vivir una ruptura de pareja es un proceso doloroso por el que a nadie le gustaría pasar. Y el trago se vuelve más amargo si se trata de un divorcio, ya que acarrea unos gastos que pueden dejar temblando tu cuenta corriente. De hecho, en plena crisis económica, muchas parejas renunciaban a divorciarse por no poder afrontar el coste.

El año pasado se presentaron en España 103.674 demandas de divorcio y otras 5.030 de separación, lo que supone un 2,4% menos que en 2017, según los datos del Consejo General del Poder Judicial. Si tú estás pasando por esta desagradable situación lo primero que tienes que saber es que el modo en el que te vas a divorciar también determinará lo que te va a costar el proceso.

¿Qué divorcio es más barato?

Lo más rápido y barato es el divorcio exprés, aprobado en 2005. Se hace antes notario y el precio medio se sitúa entre los 150 y los 250 euros del acta notarial. Puede subir un poco por la minuta del abogado pero te ahorras el dinero del procurador, la persona que te representa en un juzgado, que no es necesario. Para poder optar por esta forma hay que cumplir una serie de requisitos como llevar más de 3 meses casados, no tener hijos en común o que estos sean mayores de edad y que sea una separación de mutuo acuerdo.

divorcio

Si los dos miembros de la pareja llegan al consenso de iniciar el proceso para dejar de estar juntos pero tienen hijos menores, entonces se optará por un divorcio de mutuo acuerdo, que debe pasar por un juzgado. La clave en estos casos es que cuanto más acuerdo haya, más ahorro supondrá. Habrá que contratar un abogado, cuyos honorarios varían entre 600 y 1.500 euros. La pareja puede llegar a compartir abogado para gastar menos, aunque siempre tener uno propio que vele por los intereses de cada parte es más aconsejable. A estas tarifas hay que sumarle los entre 150 y 400 euros que se le paga al procurador. Al igual que el abogado, puede ser el mismo para los dos.

El divorcio contencioso es el que puede llegar a ser más caro, de hasta 4.000 euros en algunas ocasiones

Lo que sube bastante de precio es si el divorcio es contencioso, en el que no hay acuerdo entre las partes. Al ser un proceso más largo y complicado, las minutas de un abogado se elevan y de media oscilan entre 750 y 2.500 euros. También sube la cuantía que cobre el procurador, que se sitúa entre 300 y 500 euros. En total, la Asociación Española de Abogados de Familia, citada por El País, calcula el precio medio de un divorcio contencioso entre los 2.500 y los 4.000 euros.

Como ves, iniciar un proceso de divorcio, especialmente cuando hay menores de por medio, no es barato. Pero hay circunstancias en las que es mejor que cada persona tome su camino por el bien de la familia. Porque lo que gastas en abogados y procuradores los ahorras en discusiones, disgustos y dolor. No dejes que la falta de liquidez sea un obstáculo para divorciarte y solicita dinero rápido. Puedes pedir uno de los préstamos personales online en Monedo Now cuando lo necesites.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.