Estas son las multas más raras que se han puesto durante la pandemia

Junto a la aprobación del estado de alarma y el confinamiento obligatorio llegaron multas para aquellos que se lo saltaban. Y no eran moco de pavo ya que las cuantías iban desde los 600 a los 10.400 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. La mayoría de las sanciones han venido por personas que viajaban cuando no debían, salían de casa sin tener ninguno de los motivos que permitía estar en la calle o se encaraban con los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado al no estar de acuerdo por ser multados. Desde que entró en vigor el estado de alarma y hasta finales del mes de junio, se habían propuesto 1.013.747 sanciones y 8.418 personas habían sido detenidas. Las semanas del confinamiento también dejaron algunas multas que sorprendieron por las circunstancias en las que fueron puestas. Repasamos a continuación algunas de ellas.

Sacar a pasear al perro se convirtió en una vía de escape para poder estar un rato fuera de casa en las semanas más estrictas del confinamiento. Pero no tener esta mascota no supuso ningún problema para un vecino que ni corto ni perezoso decidió atar un cordón a una gallina y pasearla. La ocurrencia le valió una de las multas que se impusieron, al igual que a la persona que en Palafrugell, Girona, hizo lo mismo con una cabra.

multas

Durante las primeras semanas de la pandemia, las misas también quedaron canceladas y los párrocos se las ingeniaron para hacer llegar la palabra de Dios a sus fieles mediante streaming. Sin embargo, la Policía Local de Sevilla y la Nacional se vieron obligados a acudir a la azotea de un edificio de Sevilla donde se estaba celebrando una misa con nueve personas el pasado mes de abril.

Baja el tráfico, pero no desaparecen las multas

Y si las multas de tráfico suelen dejar alguna que otra situación extraña, el que España estuviera en medio de una pandemia durante la cual apenas se podía coger el coche no impidió que se produjeran infracciones que llamaron la atención. Como la del ciudadano que en Alcalá de Guadaria, Sevilla, conducía ebrio, con el carné de conducir retirado, sin seguro y la ITV caducada. Iba con otro amigo y justificaba que debía llevarlo a su casa. Ambos fueron sancionados también porque al ver el control se bajaron del vehículo para intentar darse a la fuga.

Hay expertos que señalan que de las más de un millón de multas propuestas durante en confinamiento, muchas no llegarán a hacerse efectivas e incluso ya hay ciudadanos que han logrado ganar su recurso y no tener que hacer frente a la suya.

Multas ligadas a las nuevas restricciones

El fin del estado de alarma no significa que se hayan acabado las multas relacionadas con el coronavirus. Desde que entró en vigor la obligatoriedad de llevar mascarillas en lugares públicos, aquellos que no la porten pueden ser sancionados con 100 euros. Del mismo modo, hace unas semanas no se puede fumar al aire libre si no se guarda al menos una distancia de 2 metros con otra persona. El incumplirlo cuesta desde 60 a 600 euros, dependiendo de las circunstancias.

Fumar en la calle sin distancia de seguridad con otra persona puede conllevar multas de hasta 600 euros

Los locales públicos por su parte deben mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre las mesas, así como no sobrepasar el aforo ni la hora límite de cierre, que se ha adelantado en las últimas semanas. En esos casos las multas pueden llegar hasta los 600.000 euros si se pone en riesgo la salud de muchas personas. Con el final del estado de alarma son las comunidades autónomas las que deciden la cuantía de las sanciones, por eso puede haber diferencias entre unos territorios y otros, aunque en realidad están bastante homogeneizadas.

La verdad es que una multa, y más si es de una cuantía elevada, hace un roto en la economía familiar. Para poder hacer pagarlas pronto y así obtener hasta un 50% de descuento, puedes pedir uno de los préstamos sin aval que ofrece Monedo si no dispones en tu cuenta en ese momento de la cantidad necesaria.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.