Por qué todos hablan de una recesión económica inminente

Cuando la gran mayoría de los españoles aún se está reponiendo de los efectos de la gran crisis económica que azotó al país hace unos años, nuevo nubarrones parecen acercarse. Desde hace unos meses, la palabra recesión ha vuelto a sonar en programas de televisión y a aparecer en titulares de prensa. La eterna campaña electoral en la que ha estado envuelto el país, y que aún no es seguro que haya terminado, tampoco es que ayude a tranquilizar a los ciudadanos ante estas informaciones.

Para que se produzca oficialmente una recesión se tienen que registrar dos trimestres consecutivos de decrecimiento en la actividad económica

Para que se produzca oficialmente una recesión se tienen que registrar dos trimestres consecutivos de decrecimiento en la actividad económica. Sus consecuencias son, entre otras, la disminución del consumo, de la inversión, de la producción de bienes y servicios y un aumento del paro. Una de las últimas instituciones en alertar de una posible recesión ha sido el Banco de España hace apenas unos días. El organismo supervisor asegura que hay un “debilitamiento notable” de la actividad en “numerosas” economías de la zona euro en este año, así como una intensificación en las fuentes de incertidumbre, en especial el Brexit o la tensión comercial entre Estados Unidos y China.

Causas de la recesión

De hecho, esta guerra arancelaria entre los dos gigantes económicos aparece como una de las causas más repetidas por los expertos. Y no solo por lo que puede afectar a los precios y a la producción, también por la inestabilidad que crea, lo que hace que se contraiga la inversión. Igual pasa con la salida, pospuesta una vez más, de Reino Unido de la Unión Europea. El no saber cómo y cuándo finalmente se producirá, si es que llega a producirse, hace que las empresas e inversores se muestren cautelosos a la hora de mover su dinero.

El 90% de los países experimentará en 2019 un crecimiento inferior al del año anterior

recesión

La directora del FMI, Kristalina Georgiva, aseguraba en su primer discurso en el puesto en octubre que las tensiones comerciales restarán unos 700.000 millones de dólares al crecimiento global en el próximo año. Georgiva afirmaba que “la desaceleración generalizada hará que el crecimiento caiga este año a su tasa más baja desde principios de la década” y  el 90% de los países experimentará en 2019 un crecimiento inferior al del año anterior.

Otro de los informes que se han publicado hace unos días es el de PWC. En él, la consultora, basándose en la opinión de 400 expertos, directivos y empresarios españoles, prevé que la economía española avanzará en 2020 un 1,8%. Los consultados descartan, además, una recesión como la que se ha vivido hace poco, pero sí que esperan una desaceleración generalizada a nivel mundial.

Incluso la hasta ahora potente economía alemana está viviendo tiempos convulsos. No en vano, el Instituto de la Economía Mundial de Kiel, alertaba recientemente que el país entrará en recesión durante 2019. Y que la cosa solo iría a peor tocando fondo en 2021, fecha en la que se registrará su primer déficit desde 2011.

Es muy posible que todos los datos macroeconómicos, cifras y previsiones suenen como algo de expertos y alejado de tu día a día. Pero si algo ha quedado claro con la crisis, es que al final es el ciudadano el que la acaba sufriendo y es al que le cuesta más llegar a final de mes o afrontar un gasto imprevisto. Para esos casos, puedes pedir un préstamo en Monedo Now y tener el dinero a los pocos minutos en tu cuenta.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.