¿Quieres trabajar fuera de España? Estos son los pasos a seguir

Un 47% de los estudiantes de bachillerato está dispuesto a trabajar fuera de España, según un las conclusiones del XIII Salón de Orientación Universitaria Unitour 2018-2019, que ha recorrido 24 ciudades españolas, cinco italianas y Andorra. Un porcentaje menor que el registrado el año anterior, cuando el 51% estaban dispuestos a salir del país para encontrar un trabajo.

Y es que trabajar fuera de España, especialmente en los primeros años de la carrera profesional, puede abrir muchas puertas de cara a encontrar un trabajo de vuelta al país. Los empresarios valoran especialmente bien la experiencia laboral en el extranjero y, sobre todo, la capacidad para entender otro idioma, en caso de haber estado en un territorio que no sea castellano parlante.

El 47% de los estudiantes de bachillerato está dispuesto a trabajar fuera de España si fuese necesario

En cualquier caso, hay que seguir unos trámites que nos permitan trabajar fuera de España y contar con un respaldo económico para el traslado y los costes que conlleva iniciar un nueva vida en otro país (alquiler, transporte, alimentación…). En el segundo caso, Monedo Now puede ayudarte con sus préstamos para estudiantes y préstamos sin nómina que se solicitan completamente online y sin necesidad de dar explicaciones sobre la finalidad del dinero. Puedes conseguir de forma rápida entre 750 y 5.000 euros, a devolver en un plazo mínimo de seis meses y máximo de 48, en la cuota que mejor se adapte a tu situación económica.

Qué hacer para trabajar fuera de España

Si lo más importante ya lo tienes, que es la decisión firme sobre irte a trabajar fuera de España, lo siguiente es elegir destino. Que tengas que realizar trámites previos o no dependerá del país seleccionado. Si es uno que esté dentro de la Unión Europea, no necesitas ningún visado ni permiso de trabajo, pues el derecho de la libre circulación de personas está garantizado por ley para todas aquellas que tengan sus papeles en regla. Según señala el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, «el ciudadano español que opte a un puesto de trabajo no necesita obtener ningún tipo de permiso o autorización administrativa previa, siendo solamente necesario que aporte su pasaporte o DNI en vigor, como acreditación de su condición de ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea».

trabajar fuera de España (S)Si prefieres lugares más exóticos, como Canadá, Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda, entonces sí tendrás que tramitar un visado y/o un permiso de trabajo, un proceso que será más o menos tedioso en función de los acuerdos bilaterales que el país tenga con España. Tal y como recuerdan en el portal Infoempleo, «este proceso puede durar hasta varias semanas y su costo puede ser elevado dependiendo del país en cuestión».

Trabajar en la UE

En territorio de la UE, Reino Unido incluido mientras no se resuelva el Brexit, se puede permanecer hasta tres meses sin solicitar el permiso de residencia. Pasado este plazo, es necesario acreditar que se está trabajando o que tenemos recursos suficientes. Lo siguiente es solicitar la residencia permanente.

Como en España, para trabajar tendrás que tener el número de la Seguridad Social del país al que vayas. Aunque lo habitual es que se te adjudique uno al firmar tu primer contrato, cada Estado tiene sus propios procedimientos, por lo que es recomendable que te informes bien antes de partir.

Para trabajar en un país de la Unión Europea no se necesita visado ni permiso de trabajo

Para tu seguridad, es recomendable que tramites en España la tarjeta sanitaria europea, que te garantizará el derecho a asistencia sanitaria en los mismos términos que a los nativos del país de destino. Este documento se solicita en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de tu lugar de residencia.

También te facilitará las cosas tener una cuenta bancaria en el país al que emigras y homologar tus títulos académicos, trámite este último que es mejor que inicies en España, por si hubiera gestiones que te tocara hacer aquí.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.