¿Merece la pena comprar por Internet?

El Estudio eCommerce IAB 2016 ha desvelado que casi 16 millones de internautas de 16 a 60 años compran por Internet en nuestro país. El principal motivo que lleva a los españoles a llenar el carrito virtual es, según afirma este informe, es la accesibilidad a ofertas exclusivas de la red, la comodidad de comprar por Internet y los precios tan competitivos que se encuentran a través de este canal.

Sin embargo, la compra online también tiene sus detractores, que alegan faltan de confianza tanto en muchas tiendas online como en los métodos de pago, miedo a no recibir su pedido o la necesidad de tocarlo y de probarlo antes de pasar por caja.

En Monedo Now vamos a estudiar si merece la pena comprar por Internet, si realmente es apreciable el ahorro y si pesan más las ventajas o los inconvenientes de comprar a través de la pantalla.

¿Por qué compramos por Internet?

Los motivos fundamentales que mueven a los españoles a comprar por Internet, según indica el Estudio eCommerce IAB 2016, tienen mucho que ver con el tema económico. El 87% de los compradores afirman haber encontrado ofertas exclusivas en la red, mientras que el 78% destacan que, aunque el producto estaba disponible en tiendas físicas, en Internet estaba más barato.

¿Es realmente más barato comprar por Internet?

comprar_onlineSegún los datos del informe de Anthem Marketing Solutions sobre la compra online, la mayor parte de los productos de consumo que adquirimos a través de Internet (el 69%) tienen el mismo precio en las tiendas físicas. Pero encontramos un dato que marca la diferencia: el 31% de los artículos restantes es claramente más barato en la web que en las tiendas de toda la vida.

El estudio señala que los productos de entretenimiento son los que presentan una probabilidad mayor de aparecer mucho más baratos en Internet que en las tiendas físicas. En esta categoría podemos ahorrarnos hasta un 44% de su precio comprando online. Le siguen los productos para el hogar, que habitualmente permiten ahorrar hasta un 34%, y los libros, con hasta un 29% de descuento con respecto a su precio en las tiendas físicas.

Aunque el canal de compra tradicional ofrece, por lo general, una menor proporción de precios más bajos, sí es cierto que, cuando sus productos son más baratos, suelen serlo con una importante rebaja en su precio. Por ejemplo, el material escolar y de oficina que encontramos más barato en las tiendas físicas, presenta hasta un 44% de descuento respecto a su precio online, mientras que en el caso de los productos que nos permiten realizar mejoras en casa (almacenamiento, iluminación, accesorios de cocina y baño…) el descuento alcanza el 60%.

Así las cosas, el mejor consejo que podemos darte es que dediques unos minutos a consultar los precios de los artículos que te interesen a través de tu smartphone u ordenador antes de dirigirte a una tienda física y que, si en esta resultan más caros, no tengas miedo a comprarlos por Internet. Hoy día puedes proteger fácilmente tus datos cuando compras online para hacerlo con total confianza, así que solo debes prestar atención a la calidad y al ahorro.

*Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Tagged in: