Ahorrar en comida es fácil con estos trucos infalibles

Junto al pago del alquiler o la hipoteca, el gasto en alimentación es uno de los mayores desembolsos de una familia cada mes. Y además, hay que tener en cuenta que a la hora de cocinar también se gasta en electricidad, gas o bombona de butano. Es por ello que ahorrar en comida es una de las principales preocupaciones en muchos hogares. Estos trucos te servirán de ayuda para conseguirlo.

Como en otros aspectos relacionados con las finanzas personales, para ahorrar en comida es fundamental la organización. Dedica un ratito antes de ir a hacer la compra a pensar en el menú semanal. Así sabrás qué necesitas de verdad poner en la lista de la compra y no te dejarás llevar por caprichos en el supermercado. Puede que te dé pereza hacerlo, pero ten en cuenta que no tendrás que volver a pensar en qué hacer de comer cada día. Te bastará con echar un vistazo al menú.

Una vez que estés en el supermercado con tu lista, opta por comprar productos en packs que suelen salir más baratos. Eso sí, mucho cuidado con la fecha de caducidad. Modifica tu menú si caducan pronto, o ten en cuenta los alimentos que has comprado al hacer el de la siguiente semana. Y por supuesto, compara precios. En este post podrás encontrar consejos para ahorrar con cupones descuentos al hacer la compra.

Ahorrar en comida y energía a la vez

ahorrar en comida

Cocina para varias raciones y congela. Podrás ahorrar en comida y en energía si haces un guiso grande por ejemplo de lentejas o garbanzos en la olla exprés y tienes para dos días. Para que no acabes cansado de comer lo mismo en una semana, el congelador es tu gran aliado. Pero ojo, decimos congelador, no agujero negro al que ir metiendo lo que sobra hasta que cae en el olvido.

Una máxima importante para ahorrar en comida es ser consciente de lo que se tiene congelado, el frigorífico y en la despensa. Se debe gastar lo que hay antes de adquirir más. Que muchas veces caducan los alimentos y hay que tirarlos porque se ponen malos.

Del mismo modo, cuidado con las raciones que sirves o congelas. Mejor sacar poco y luego repetir que llenar el plato hasta arriba y tener que tirar lo que sobra. Eso es tirar dinero, y esfuerzo, a la basura.

Al igual que el congelador es tu aliado, también lo será a la hora de ahorrar en comida el horno. Es verdad que lo asociamos a un gran gasto de energía, pero si aprovechas bien su bandeja, o incluso usas dos, puedes hacer diferentes elaboraciones para varios platos y días. Si quieres saber cómo cocinar en unas horas y tener menús para casi toda la semana, investiga en Internet sobre la tendencia culinaria Batch cooking.

Las estrecheces que muchas familias han pasado tras la crisis económica han hecho a una gran parte de los españoles expertos en ahorrar en comida. A pesar de ello, hay momentos que gastos inesperados hace muy difícil llegar a fin de mes. Recuerda que en esas ocasiones puedes solicitar un préstamo en Monedo Now y tendrás el dinero que necesitas en tu cuenta en pocos minutos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.