Cómo ahorrar en luz este otoño

Que si llueve mucho, que si no llueve nada, que si no hay viento, que si hace calor. Estas son algunas de las explicaciones que en los últimos meses se escuchan cada vez que el precio de la electricidad sube y marca récords. En las últimas semanas en España el coste ha sido mayor en una década. Y eso, por supuesto, lo termina notando el bolsillo de los ciudadanos, a los que no les queda más remedio que ahorrar en luz si no quieren al final de mes un recibo prohibitivo.

Una de las maneras que primero se viene a la cabeza a la hora de ahorrar en luz es utilizar cuantos menos aparatos electrónicos mejor, siempre que no suponga un perjuicio para tu vida doméstica. No son pocos los que, a pesar del calor que se ha colado hasta el otoño, no encienden el aparato del aire acondicionado. O que cuando llegue el invierno dejen a un lado los radiadores y calefactores y opten por las mantas, o estufas de gas, que a veces son peligrosas. Se ha conocido en prensa incluso casos de familias que se iluminan con velas en lugar de bombillas, lo que ha llevado a provocar un incendio. El mayor consejo es que no malgastes energía, pero tampoco pongas en peligro tu vida.

Cambia de hábitos para ahorrar en luz

ahorrar en luz

Desde Facua señalan que “la iluminación representa entre un 15% y un 18% de la factura mensual de electricidad”. Teniendo esto en cuenta cambia hábitos que sin darte cuenta no te ayudan a ahorrar en luz. Puede que por la mañana no sea necesario encender las luces de casa y basta con la que entra por las ventanas, pero quizá no te has parado siquiera a pensarlo, ya que le das al interruptor por costumbre nada más abrir los ojos. Del mismo modo, acostúmbrate a apagar la luz cada vez que sales de una habitación, aunque vayas a volver a ella cinco minutos después.

Presta también atención a la hora a la que usas los electrodomésticos y hazlo en las franjas en las que la luz es más barata. Vale que no te apetece tender ropa de noche, pero así podrás ahorrar en luz. Además, cuando hagas uso de lavadora y lavavajillas ponlos con la carga completa y temperaturas no muy altas, que gastan más energía.

Y aunque te dé pereza tener que enchufar y desenchufar otros aparatos electrónicos como la tele antes y después de su uso, oblígate a hacerlo porque la OCU calcula que apagando lo que se queda en stand-by “te puedes ahorrar un 10% de lo que consumes”. Para que sea más fácil el gesto puedes optar por conectarlo a una regleta con interruptor en lugar de directamente a la pared. También hay enchufes inteligentes que te permiten controlarlos desde el móvil y así podrás, por ejemplo, encender el calentador de agua un poco antes de llegar a casa en lugar de tenerlo todo el día.

Aunque sigas estos consejos para ahorrar en luz, hay meses en los que el recibo se dispara más de lo esperado, ya que contra la subida del precio poco pueden hacer los consumidores. Si alguna vez no puedes hacer frente al pago o tienes varios atrasados, puedes acudir a Monedo Now para conseguir un dinero extra que te ayude a llegar a final de mes y devolverlo en cuotas personalizadas.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.