Trucos para ahorrar en aire acondicionado este verano

Ahorrar en aire acondicionado, por más que parezca una utopía, es posible. Solo hay que saber cómo. En el blog de Monedo Now te damos algunas pautas, para que gastes menos en aire acondicionado y más en irte de vacaciones. Y si aún necesitas un cable, visita Monedo Now. Te podemos ofrecer hasta 5.000 euros en cuestión de minutos y sin salir de casa.

Cómo ahorrar en aire acondicionado

  1. Tener un buen equipo: El primer paso para ahorrar en aire acondicionado es invertir en un buen equipo. Unos pocos euros de más al principio pueden ahorrarnos unos cuantos más tarde y todas las cifras publicadas al respecto así lo confirman. Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) recogidos por El País, “hay aparatos que consumen hasta un 60% más de electricidad para el mismo nivel de prestación”. Lo que más consume es el compresor de la bomba de calor, según el diario, que añade: “Los sistemas que llevan tecnología inverter, casi todos, ahorran entre un 30% a un 50% de energía con respecto a uno sin ella”. En esta dirección, expertos consultados por el diario señalan que un equipo con una calificación energética A++ “puede llegar a consumir entre un 35% y un 40% menos que uno con una calificación energética A”. Además, desde el 1 de enero de 2013 es obligatorio el etiquetado de todos los equipos de aire acondicionado con una potencia nominal inferior a 12 kilovatios. En la página web de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tienes un comparador de equipos de refrigeración para que empieces a ahorrar en aire acondicionado.ahorrar en aire acondicionado
  2. Elegir una buena ubicación: Si queremos ahorrar en aire acondicionado tenemos que buscar la mejor ubicación para nuestro equipo. No vale ponerlo en cualquier sitio, por más bien que quede en términos de decorativos. Evita colocar el aparato interior en zonas de corrientes (ventanas y puertas) o cerca de fuentes de calor (bombilla, televisión, horno…). Respecto al exterior, ubícalo apartado de la radiación solar directa).
  3. Aislar bien la casa: Es de Perogrullo, pero aún así conviene recordar que una casa sin fugas en paredes y puertas permite mantener mejor la temperatura y, por tanto, ahorrar en aire acondicionado.
  4. Evitar los cambios bruscos temperatura: Bajar la temperatura del termostato bruscamente para que la casa enfríe antes es un error común que solo nos supone un gasto mayor. Según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), la temperatura adecuada en los hogares en la época estival está entre los 22 y los 25 grados, con un nivel de humedad que oscile entre el 45% y el 60%. Será cuestión de minutos alcanzarla sin necesidad de producir un pico de energía. Más aún: según IDAE, cada grado menos implica un consumo adicional del 8%.
  5. Mantener limpio el aparato: La OCU recomienda limpiar los filtros “al menos una vez al año” para eliminar polvo, polen y fibras; no solo ayudará al equipo a funcionar mejor y más tiempo, sino que también previene alergias y ayuda a ahorrar en aire acondicionado. La organización de consumidores aconseja aspirar los filtros o lavarlos con agua fría, ya que con agua caliente se podrían estropear, y dejarlos secar a la sobra hasta que eliminen toda la humedad.
  6. Hacer un uso responsable del equipo: Cierra puertas y ventanas en la estancia en que lo estés usando, para evitar que el aire fresco se diluya por toda la casa; no lo pongas por la noche, ni lo programes para que se active cuando no estés en casa, es un gasto evitable; asegúrate de que funciona correctamente, para evitar pérdidas de energía innecesarias.
  7. No dependas sólo del aire acondicionado: Intenta mantener tu casa lo más refrigerada posible usando los trucos de la abuela: bajar persianas y dejar ventanas abiertas cuando sea posible, intentar generar corrientes de aire, evita los electrodomésticos que dan calor (plancha, horno, tostadora…) en las horas más cálidas… Prácticas tan sencillas como estas pueden permitir un ahorro de hasta el 30%.
  8. Sustituir el aire acondicionado por sistemas evaporativos: Según explican en Consumer de Eroski, los sistemas evaporativos son aparatos de muy bajo consumo que hacen pasar una corriente de aire por una bandeja llena de agua, de forma que, al evaporarse, el agua humedece y enfría las estancias. Si bien es cierto que la refrigeración no es la misma que con un equipo tradicional, también lo es que ayudan a ahorrar en aire acondicionado y pueden ser muy adecuados en regiones secas o en localidades que no alcancen temperaturas muy altas.
*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.