Alternativas al aire acondicionado más económicas

Si en invierno la calefacción se convierte en imprescindible en muchos hogares españoles, en verano hay lugares en los que tener aire acondicionado en casa es la única solución de que pueda ser habitable en ciertas horas del día. Y si en invierno la preocupación es lo que sube el recibo del gas, en verano lo que inquieta es la factura de la luz. Por no hablar de que no todas las familias pueden permitirse hacer el desembolso de la instalación. Afortunadamente hay alternativas al aire acondicionado más económicas, algunas de las cuales las puedes conocer a continuación.

El precio de la instalación de un aire acondicionado varía mucho en función del tipo que se desee y las características de la vivienda. Poner un aparato en solo una de las estancias se puede hacer desde unos 300 euros. Si lo que se quiere es equipar una casa de unos 100 metros entera, la suma se sube a partir de 1.100 euros.

Entre las alternativas al aire acondicionado más económicas y con mayor tradición es España se encuentra el ventilador. Puede ser de pie, que en grandes superficies se encuentra a partir de 20 euros y se puede ir cambiando de habitación según las necesidades. Entre estos también hay un tipo con más potencia y que se coloca casi a ras de suelo con precios desde 80 euros. Para aportar mayor sensación de frescor, hay ventiladores de pie que incorporan un nebulizador de agua a partir de 80 euros.

Alternativas al aire acondicionado

Para quien no necesite mover el ventilador y no quiera que esté ocupando espacio en la habitación, otra de las alternativas al aire acondicionado son los ventiladores de techo. Son una muy buena opción para colocarlos sobre la cama y así dormir más frescos. Dependiendo de las características de pueden adquirir desde 40 euros.

Otras alternativas al aire acondicionado

Hay otra manera de tener aire acondicionado sin tener que hacer la instalación, los aparatos de aire portátiles, que se pueden trasladar de una habitación a otra. Eso sí, se debe tener en cuenta que muchos tienen un tubo extensible que debe tener salida a una ventana. Son algo más caros que los ventiladores y en función de su precio son más o menos silenciosos y potentes. En este caso hay que calibrar lo que se quiere obtener y lo que se puede pagar ya que la oferta va desde los 200 euros hasta los casi 700 euros.

Otra de las alternativas al aire acondicionado son los climatizadores que refrescan el aire que entra en ellos gracias al agua que se deposita en su interior. En aspecto son similares a los aires acondicionados portátiles, pero no existe la necesidad de tener que llevar un tubo desde el aparato a una ventana, aunque su capacidad de enfriar no es la misma. Se pueden adquirir desde 70 euros.

Si ahora que empieza a apretar el calor necesitas hacer una instalación o adquirir algunas de estas alternativas al aire acondicionado, puedes pedir un préstamo en Monedo Now y tener la cantidad necesaria directamente en tu cuenta bancaria online.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.