¿Cuánto cuesta una primera comunión? | Monedo Now

¿Cuánto cuesta una primera comunión?

Casi todas las familias con hijos de entre 8 y 10 años empiezan a temblar cuando se acerca la primavera: la época de las primeras comuniones. Un estudio de la Organización de Consumidores (OCU) estima que celebrar una primera comunión conlleva un gasto aproximado de 3.600 euros, cifra que puede ascender hasta los 6.000 euros en función del número de invitados.

Las cuentas son sencillas. Basta con sumar el precio del vestido de la niña o del traje del niño, los accesorios, el banquete, las fotografías y los recordatorios: todo un cóctel explosivo para los bolsillos de los padres.

A continuación vamos a detallar todos estos gastos y a ofrecerte ideas para ahorrar lo máximo posible con cada uno de ellos.

El traje o el vestido de comunión

Si hay algo que les hace especial ilusión a todos los niños que toman la primera comunión, eso es el traje o el vestido, en el caso de las niñas. Durante semanas sueñan con vestirse, por un día, de marineros, almirantes o princesas, y es difícil decir que no cuando se encaprichan con un modelo en concreto. Sin embargo, los precios a veces alcanzan cifras prohibitivas, especialmente en el caso de las niñas.

El traje o el vestido de comuniónUn traje de comunión para un niño suele costar entre 120 y 400 euros, dependiendo del modelo que elijamos. Los más económicos son los trajes de marinero y las combinaciones más clásicas de pantalón con chaqueta, mientras que trajes de almirante suelen ocupar los puestos más altos en cuanto a precio.

En el caso de las niñas, como decimos, hay que ampliar mucho más el presupuesto. Según el estilo, la firma y los accesorios que incluya, podremos gastarnos entre 200 y 900 euros. Y es que, con el paso de los años, los vestidos de comunión se han ido convirtiendo en auténticos vestidos de novia en pequeñito y los precios han acompañado a esta tendencia.

Si no queremos dejarnos demasiado dinero en un traje o en un vestido de comunión, podemos comprar uno de segunda mano desde tan solo 50 euros, en páginas de compra-venta entre particulares como Vibbo, Wallapop o Mil Anuncios. También podemos pedírselo prestado a algún familiar o a algún amigo. Nadie va a notar que el traje o vestido no se acaba de estrenar; nadie, excepto nuestro bolsillo.

El banquete

El banquete de la primera comunión es, con diferencia, el gasto más significativo de la celebración y el que más suele agobiar a los padres.

El importe dependerá del número de invitados, del local y del menú que escojamos. Debemos tener en cuenta que el precio medio de un cubierto en una comunión suele rondar los 60 euros, de manera que, si tenemos –por poner un ejemplo- 25 invitados, nos dejaremos 1.500 euros solo en el restaurante.

La asociación de consumidores FACUA recomienda estudiar varias ofertas similares, guardar toda la información disponible de la oferta elegida y asegurarnos de que el establecimiento elegido cuenta con una licencia de apertura adaptada a los servicios que vamos a contratar con ellos.

Para ahorrar en este punto sin reducir nuestro número de invitados podemos organizar la celebración en una casa o en una finca familiar y contratar un servicio de catering. Con esta opción gastaremos alrededor de 30 o 40 euros por persona, sin que la calidad del menú o nuestra lista de invitados se resientan.

La fotografía

Tan importante como celebrar a nuestro gusto y al de nuestros hijos su primera comunión es encargarnos de inmortalizar ese momento para poder recordarlo siempre. Muchos padres llevan a sus niños a un estudio fotográfico para hacer una sesión con su traje o vestido de comunión. Otros prefieren contratar al fotógrafo directamente el día de la ceremonia, para conservar imágenes de cada momento especial.

Recurrir a un fotógrafo profesional garantiza un reportaje de calidad, con imágenes bien encuadradas y enfocadas, por las que deberemos pagar entre 200 y 400 euros aproximadamente.

En el caso de que estas cifras se escapen de nuestro presupuesto, podemos optar por encargarle la tarea a un buen amigo o familiar al que le guste la fotografía, a cambio de una cena o de un regalo personal. No será lo mismo, desde luego, pero ahorraremos un buen pellizco. Al final, todo es cuestión de prioridades.

Los recordatorios de la comunión

Es tradición entregar a los invitados una tarjeta en la que aparezca el nombre del niño o de la niña, la fecha de la primera comunión y el lugar en el que se ha celebrado. Existe una variedad enorme de recordatorios, cuyos precios suelen oscilar entre 1 y 2 euros por unidad.

Los recordatorios de la comuniónPodemos encargarlos a una tienda especializada o podemos hacerlos nosotros mismos y ahorrarnos la mano de obra. Gracias a Internet, hoy en día es muy sencillo porque podemos encontrar fácilmente plantillas, tutoriales y muchas ideas para probar nosotros mismos en casa y dar rienda suelta a nuestra creatividad mientras preparamos algo tan bonito como los recordatorios de la comunión de nuestros hijos.

Además, podemos pedirles a ellos que nos ayuden con la tarea. De esta forma, estarán entretenidos durante el tiempo que nos lleve prepararlos, y disfrutaremos de un divertido rato en familia que, sin lugar a dudas, no tendrá precio.

Un préstamo rápido para financiar una primera comunión

Todos somos conscientes del dinero que podemos dejarnos en una celebración como ésta sin poner en peligro nuestra economía.

En el caso de que nuestros consejos para ahorrar en la primera comunión de tus hijos no sean suficientes para organizar el evento que buscas, puedes solicitar un préstamo personal a tu medida que te permita disponer de la financiación que necesitas al momento.

Los préstamos personales de Monedo Now se tramitan cien por cien a través de Internet. Tú eliges la cantidad y el número de cuotas en las que quieres devolverlo y en solo unos minutos sabrás si se acepta tu solicitud y recibirás el dinero en tu cuenta bancaria. Puedes pedir hasta 5.000 euros y devolverlos en hasta 48 cuotas, todo ello en función de tu historial crediticio y de tus necesidades.

*Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Guardar

Tagged in: