Cuánto sube la luz en 2018 y qué hacer ante la subida

Una de las facturas más temidas en los hogares españoles es la eléctrica. Ya sea en invierno, que hay que encender radiadores para calentarse, o en verano, cuando se conecta el aire acondicionado para sobrevivir al calor, afrontar el pago de la luz se convierte para muchos en un verdadero quebradero de cabeza. Esto lleva a gran parte de los españoles a estar pendiente de cuánto sube la luz cada mes para ir haciéndose a la idea y que al abrir la carta con el recibo no llevarse un susto.

Aunque no se puede asegurar con certeza cuánto sube la luz en 2018, ya que el precio de la electricidad va variando cada día, en función, entre otros factores, de las condiciones meteorológicas, la previsión del mercado es que se encarezca un 2,5%. El Gobierno ha congelado para este año la parte regulada de la tarifa eléctrica, que supone aproximadamente el 60% de la factura que acaba llegando a los hogares. Una medida que ya estaba en vigor en 2017, y a pesar de ello el precio de la electricidad aumentó un 10%, con los problemas que de ello se derivan para la economía de muchas familias.

Si tú también eres de los que estás pendiente, casi cada día, de cuánto sube la luz te conviene conocer las siguientes medidas de ahorro energético en casa para intentar paliar el, para muchos, desorbitado precio que la electricidad puede llegar a alcanzar en España.

  1. Comprobar la potencia contratada y ajustarla a tus necesidades. Cada 1,15 kw de potencia supone entorno a los 50 euros y  este concepto supone buena parte de lo que pagas en cada recibo.
  2. Haz una auditoría energética para saber si tu casa es eficiente o si el calor y el frío se escapan por algún lugar, como puertas y ventanas. Para que no estés malgastando energía asegúrate de aislar bien tu hogar.  cuánto sube la luz
  3. Usa los electrodomésticos con cabeza. Es decir, no pongas la lavadora a altas temperaturas si no es necesario para quitar ciertas manchas y usa el programa eco del lavavajillas siempre que sea posible. Del mismo modo, pon en marcha estos aparatos las horas en las que la luz te sale más barata.
  4. No dejes los aparatos electrónicos en stand-by. Un acto muy extendido es apagar la televisión con el mando. Lo mismo ocurre con ordenadores y equipos de música, que no se llegan a apagar del todo y siguen consumiendo energía. Acostúmbrate a desenchufarlos de la corriente.
  5. Usa bombillas LED o de bajo consumo. Son más caras que las tradicionales pero a la larga te harán ahorrar energía ya que utilizan 10 veces menos electricidad.
  6. No malgaste energía dejando luces encendidas. Así mismo, cambia los baños por duchas cortas en los que se gasta menos agua caliente.
  7. Cuidado con la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado. Si tu casa es un horno en invierno y un iglú en verano vas a acabar pagándolo caro. Cada grado superior a los 20º en invierno supone entre un 5% y un 7% más de energía. En verano, si bajas de los 25º gastas un 8% más por cada grado.

Lleva a cabo estos consejos y así podrás ahorrar energía y dejar de preocuparte por cuánto sube la luz. Si un mes te llega una factura tan alta que se sale de tu presupuesto mensual, puede acudir a Monedo Now y obtener el dinero que te haga falta para hacer frente al recibo de una forma sencilla y en pocos minutos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.