Cuentas de ahorro para niños: ¿en qué fijarte?

El nacimiento de un bebé viene acompañado de un aumento de los gastos en la economía familiar, pero también llegan regalos para dar la bienvenida al recién nacido. En muchas ocasiones dichos presentes son cantidades de dinero que familias y padrinos dan a los progenitores pensando en el futuro del niño. Es costumbre en algunas familias, además, regalar efectivo a los más pequeños por ocasiones especiales como cumpleaños o la Primera Comunión. Estas circunstancias llevan a que los padres opten por alguna de las cuentas de ahorro para niños que ofrecen las entidades financieras e ir depositando en ella el dinero para cuando sean mayores. Si estás pensando en abrir una de estas cuentas de ahorro te conviene fijarte en los siguientes aspectos antes de decidirte por la de algún banco en concreto.

Cómo elegir entre las cuentas de ahorro para niños

Lo primero que tienes que tener en cuenta es si la entidad bancaria va a cobrar algún tipo de comisión. Por lo general estas cuentas de ahorro para niños no suelen tenerlas, pero siempre es mejor asegurarse que no tendrás que pagar por el mantenimiento, traspasar dinero o por retirar efectivo. Si la cuenta está exenta de comisiones, mira si esa gratuidad se termina al cumplir el menor cierta edad.

Cuentas de ahorro

Ya que la cuenta está pensada para tener dinero en ella muchos años, te interesa que el banco te ofrezca algún tipo de rentabilidad. Aunque sean unos pocos euros al año lo que te den en intereses, menos es nada.

Antes de abrirla asegúrate de que la cuenta no tiene ningún otro producto vinculado por el que al final tengas que acabar pagando, como por ejemplo una tarjeta de crédito. Normalmente estas cuentas de ahorros para niños no conllevan la obligación de contratar este tipo de servicios, pero por si acaso lee bien la letra pequeña antes de firmar.

Y ya que la cuenta es con dinero del menor no está de más que él o ella también tenga beneficios que pueda disfrutar mientras son pequeños. Algunas al abrirlas dan regalos pensados para niños. Y hay bancos que premian a sus clientes más pequeños con descuentos en parques de atracciones o cines. Nunca está de más si te ahorras unos eurillos en los planes familiares.

A la hora de abrir una de estas cuentas de ahorro piensa bien quiénes van a ser los cotitulares de la misma. Normalmente son los padres o tutores del menor, y por lo general este no está autorizado a hacer ningún movimiento en ella. Así que serán los adultos los que puedan disponer del dinero que haya.

Las cuentas de ahorro para niños son un buen primer paso para que los más pequeños aprendan la importancia de ir guardando dinero para así poder disponer de él en el futuro y destinarlo a su educación o, por qué no, a darse algún capricho. Si a pesar de ser un buen ahorrador al menor aún le falta un pellizquito para poder cumplir alguno de sus sueños infantiles, como por ejemplo el típico viaje a Disneyland Paris, sus padres siempre tienen la posibilidad de acudir a Monedo Now, donde podrán obtener un préstamo personalizado de una forma sencilla y en unos pocos minutos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.