Gastos hormiga: identifícalos y ahorra

Decides hacer un presupuesto mensual, siguiendo una de las 10 claves de la educación financiera, en el que aparentemente todo cuadra. Sabes cuáles son tus ingresos y calculas lo que tienes que pagar, pero al final de mes ves que las cuentas no salen. Te falta dinero, y no, no está entre las ranuras del sofá. Los culpables del descuadre de tus cuentas son los gastos hormiga. Como su nombre indica son pequeñas cantidades de las que apenas te das cuentas pero que a final de mes representan una suma considerable. A continuación te contamos cuáles son algunos de esos gastos hormiga para que sepas identificarlos, acabar con ellos y poder ahorrar.

Gastos hormiga: pasan desapercibido pero son relevantes

  • Transporte. ¿Has metido en tu presupuesto lo que gastas en gasolina? Quizá no uses el coche para ir a trabajar y por eso crees que no gastas mucho cuando lo coges un fin de semana, pero todo suma. Si eres de los que usas transporte público cuántas veces al mes acabas cogiendo taxi para momentos puntuales. Y si lo tuyo son los servicios de coche con conductor (Uber, Cabify…), aunque te bajes de ellos sin tener que sacar la cartera, tu tarjeta de crédito acaba notándolo.
  • Alimentación. Quizá sí que ahorras llevando el tuper al trabajo y no comiendo el menú del día del bar de la esquina. Pero piensa en esos paseos a media mañana que te das desde tu puesto hasta la máquina de vending. Que si un refresco, que si unas patatas para matar el gusanillo, unos frutos secos. Cosas que suelen valer menos de euro pero que sumando lo de cada día suponen una cantidad nada desdeñable. Por tu salud, tanto financiera como física, piensa en beber más agua y llevarte algún snack sano desde casa como puede ser fruta. Pasa lo mismo con el café de máquina. Haz más cantidad por las mañanas y así te lo podrás llevar en un termo, que además estará más rico.gastos hormiga Si te da pereza llevar todos los días el tuper a la oficina o un día a la semana te apetece salir a comer fuera con los compañeros, apunta lo que te vas a gastar en tu presupuesto. Y si lo que te gusta es cenar fuera los fines de semana ten cuidado luego con las copas, en las que se suele ir más dinero del que te piensas. Intenta no pagarlas con tarjeta o acabarás pidiendo más de las que deberías.
  • Consumo. Cuidado con las prendas de ropa que valen menos de 10 euros. Parece que no gastamos mucho cuando vamos a esas tiendas que venden tan barato, pero al final empiezas a coger prendas y la cuenta se te puede ir de las manos. Piensa si es necesario que tengas esa camiseta por muy barata que sea.

Ahora que ya tienes identificados los gastos hormiga te será más fácil no caer en ellos y hacer que tus cuentas cuadren. También es importante ser realista y dedicar una cantidad aproximada a estos gastos en tu presupuesto mensual, porque habrá algunos que no se puedan eliminar.

Y si algún mes no te has planificado de la forma correcta, siempre puedes consultar Monedo Now, donde podrás acceder a dinero rápido de una forma sencilla y segura.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.