Vuelta al gimnasio: cómo encontrar la tarifa más barata

Si en septiembre ya da pereza apuntarse al gimnasio para perder esos kilos de más ganados en verano, el precio de algunos de ellos definitivamente te quita las ganas de ir. Por suerte para tu forma física, en los últimos años han proliferado en España las cadenas low cost en las que por poco dinero al mes puedes hacer ejercicio. Eso sí, despídete de muchas de las comodidades de los gimnasios más caros, como toallas o gel de ducha, y di hola a colas para entrar en clase o pillar turno en una máquina. La parte buena es que con tantas aperturas es muy posible que alguno te pille cerca de casa y puedas ducharte en tu baño. Además, sus amplios horarios te permiten acudir a horas a las que antes era muy difícil ejercitarse.

Que cada día a más gente le importa tener un buen cuerpo y estar en una forma física adecuada lo demuestran las cifras. De hecho, el número de españoles apuntados a un gimnasio a finales de 2017 aumentó un 2,7% con respecto al año anterior, según los datos del European Health & Fitness Market Report 2018, elaborado por Europe Active y Deloitte. Esto supone que hay 5,2 millones de personas en España que pagan su cuota. Porque una cosa es abonar la mensualidad y otra distinta es acudir, no nos engañemos. Esto más de 5 millones de españoles se reparten entre 4.520 centros deportivos.

¿Cuánto vale de media la cuota del gimnasio?
gimnasio

En el mismo estudio se apunta que la cuota media de un gimnasio era de 39,4 euros al acabar 2017. Se recoge en él desde los centros deportivos más selectivos hasta los más baratos, en los que por poco más de 20 al mes puedes hacer uso de las instalaciones. De hecho, como se ha dicho anteriormente, estos son cada vez más numerosos y en 2017 ya había en España 259 gimnasios cuyas cuotas no excedían de los 22,99 euros al mes más IVA, según la consultoría deportiva Valgo.

Si prefieres pagar un poco más por un gimnasio menos abarrotado y con más facilidades, una opción para encontrar una tarifa barata es pagar de una sola vez un año entero. El descuento en este caso suele ser considerable, aunque te exija hacer un desembolso mayor y en un solo pago. Para que no tengas que renunciar a ir a unas instalaciones que te gustan más solo por no poder afrontar el pago del año entero en septiembre, te queda la opción de recurrir a Monedo Now y solicitar un crédito de una forma fácil y rápida.

Y antes de decantarte por alguno es recomendable que visites varios cerca de tu casa para que calcules cuánto te acabará costando cada uno y si tienes que pagar matrícula o puedes pillar alguna oferta en la que sea gratis. Si por lo general te da pereza ir al gimnasio, no cometas el error de apuntarte a uno lejos de tu casa solo porque sea más barato. Corres el riesgo de que la distancia sea una excusa más para no ir y acabes tirando el dinero.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.