Errores que no debes cometer al hacer la compra online

Estas semanas en las que los españoles han tenido que encerrarse en sus hogares para hacer frente a la pandemia del coronavirus han hecho que se cambien ciertos hábitos. Ya sea por miedo al contagio, por comodidad o para evitar riesgos innecesarios, una de las costumbres que se han adoptado en muchos hogares es hacer la compra online.

Bien es cierto que abastecer la nevera a golpe de click ya era algo bastante extendido, pero esta crisis sanitaria ha traído consigo un aumento de usuarios de este servicio. Tanto si eres de los que se han estrenado recientemente como si ya estás habituado, te conviene conocer algunos errores que no debes cometer durante el proceso.

Lo que debes evitar al hacer la compra online

No comparar precios. Puede que por comodidad al hacer la compra online acabes acudiendo a los productos que por marca, publicidad o costumbre te vienen antes a la mente sin mirar el precio de otros, como sí harías en el supermercado. Este es un error de novatos, cualquiera que quiera ahorrar unos euros compara precios en varios supermercados online.

Hacer la compra online

No tener una lista de la compra. Que no tengas que salir para hacer la compra online no implica que no tengas que hacer la lista antes de sentarte delante del ordenador u otro dispositivo. Evitarás así terminar adquiriendo más productos de los que necesites, con el gasto que eso conlleva, y no olvidarás lo que sí te hace falta. No es plan tener que acabar yendo luego a comprar solo una cosa que se te ha olvidado. Hay ciertos supermercados cuyas páginas te dejan ir añadiendo al carrito a lo largo de varios días, así puedes ir poniendo lo que se te vaya acabando.

No revisar la cesta de la compra antes de pagar. Es común que sin darte cuenta pinches dos veces en el botón de añadir de un producto. O lo que es peor, que no te hayas dado cuenta y hayas pedido 10 unidades en lugar de 1. Para evitarlo, repasa siempre ante de iniciar el proceso de pago. Y lo ideal es que lo hagas con la lista de la compra al lado y vayas tachando en ella.

No ser consciente de lo que se gasta. Un fallo tanto al hacer la comprar online como al adquirir por ejemplo ropa es que como no ves el dinero físico parece que estás gastando menos. Algo que también ocurre en las tiendas físicas al usar la tarjeta. Nunca dejes de tener en cuenta el estado de tu cuenta corriente y piensa bien antes de comprar a la ligera. Que luego llega el final de mes y no sabes a dónde ha ido a parar tu dinero.

No comprobar las condiciones de compra del sitio web. Antes de empezar el proceso lee atentamente si estás dentro de la zona de reparto, si hay algún coste por llevarlo a domicilio o es gratuito a partir de cierta cantidad, si hay un tiempo máximo de reparto, si te permiten hacer devoluciones de manera sencilla. Y sobre todo, que la página es segura y de confianza.

Ya sea en una tienda física o al hacer la compra online, la alimentación se lleva una buena parte de tus ingresos y hay situaciones o gastos extraordinarios que te pueden hacer difícil llegar a final de mes con la nevera llena. Para estas ocasiones, tiene la posibilidad de solicitar uno de los préstamos sin aval que de una manera cómoda y sencilla te ofrece Monedo Now.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.