Nueva ley del alquiler: cómo te afecta

Los últimos meses, desde la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno, se ha hablado bastante de cambios legislativos para los españoles que viven de alquiler. El Ejecutivo del PSOE aprobó el 18 de diciembre un decreto ley que apenas un mes después tumbó el Congreso. En marzo, cuando ya se habían convocado las elecciones, volvió a aprobar una nueva ley del alquiler que es la que está vigente, porque esta vez sí que ha conseguido los votos necesarios en las Cortes, en concreto en la Diputación Permanente. Así que con tanta norma y votaciones es normal que andes un poco perdido, pero no te preocupes, esto son los aspectos más importantes que debes conocer sobre la nueva ley del alquiler.

Lo primero que tienes que tener claro es que esta norma afecta a los alquileres que se hayan firmado a partir del 6 de marzo de 2019. Una de las novedades de la nueva ley del alquiler es la duración de los contratos. Pasa de los 3 años como máximo de la norma que aprobó el Gobierno de Rajoy a 5 años, que serán hasta 7 años en el que caso de que el arrendatario sea una empresa. Y la prórroga tácita, cuando ninguna de las dos partes comunique su disposición de acabar con el contrato, se alarga hasta los 3 años.

La nueva ley del alquiler también está pensada para evitar uno de los problemas de los que más se han venido quejando los inquilinos, la elevada subida de las mensualidades. Conforme a la nueva norma, la renta no podrá subir más del IPC durante el tiempo que dure el contrato.

La fianza en la nueva ley del alquiler

nueva ley del alquiler

Se limita, además, la cantidad que se pueden pedir en concepto de fianza, y es que había casos en los que se pedía cuantías desorbitadas que los inquilinos no podían afrontar. Ahora solo se podrá solicitar como máximo tres meses, ya sea a través de depósito o de aval bancario.

Otro de los grandes temores de los inquilinos son los desahucios. La nueva ley del alquiler establece la notificación sistemática de los mismos a los servicios sociales por lo que será más fácil que estos estudien si se produce una situación de vulnerabilidad. Y para acabar con la angustia de no saber cuándo ocurrirá el alzamiento, se impone que la obligatoriedad de señalar el día y la hora.

En lo referente a impuestos, la nueva ley del alquiler elimina la obligación de repercutir el IBI a los inquilinos de las viviendas en alquiler social. A la vez, se regula un recargo de este gravamen a las viviendas desocupadas, para tratar así que fomentar el arrendamiento.

Y para hacer frente a la proliferación de pisos turísticos, se establece que es necesario que tres quintas partes de la comunidad de vecinos estén de acuerdo con acoger alguno de ellos en el edificio.

Aunque la nueva ley del alquiler haya limitado la cantidad que se puede pedir como fianza, hay ocasiones que se hace inasumible para la economía de una persona pagar este gasto de una sola vez. Para poder afrontarlo de una manera más fácil puedes pedir un préstamo de hasta 5.000 euros a Monedo Now e ir devolviéndolo en cuotas mensuales que se adaptan a tu situación económica.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.