Qué cubre el seguro de hogar y cuánto vale

Pocas situaciones hay más desagradables que la de llegar a casa y descubrir que te han robado. O que se ha roto una tubería y se ha inundado una parte de la vivienda. Por no hablar de los daños ocasionados por el fuego tras salir ardiendo la instalación eléctrica o un electrodoméstico. Estos momentos son más llevaderos si se tiene la vivienda asegurada. Por eso es importante que sepas qué cubre el seguro de hogar antes de contratarlo.

El precio varía en función de la cobertura, así como de las características de la vivienda y la compañía que elijas. El comparador de precios Rastreator cifra en 159 euros el precio medio de una póliza de gama básica. También lo puedes encontrar más baratos, que no llegan a los 80 euros al año. Por supuesto, los hay más caros que te cubrirán más. Ya depende de ti elegir el que más se adecue a tus necesidades y lo que estés dispuesto, o puedas, a pagar. Lo importante es que te asegures qué cubre el seguro de hogar antes de decidirte por uno. Y recuerda que a veces lo barato sale caro y es mejor pagar un poco más por un mejor servicio.

Al igual que pasa con los precios es difícil concretar qué cubre el seguro de hogar porque cada compañía y póliza tiene características distintas, pero a continuación detallamos lo mínimo que debería recoger.

Qué cubre el seguro de hogar

Qué cubre el seguro de hogar

Un seguro del hogar se responsabiliza de la cobertura del continente, es decir de la estructura de la casa en sí en lo que respecta a paredes, techos, suelo, ventanas, instalaciones. Del mismo modo, se cubre la reparación o sustitución del contenido de la casa. Los daños o robos que sufran los muebles, electrodomésticos, joyas, etc. En este apartado hay algunos seguros que cubren por ejemplo los teléfonos móviles robados en la calle, dependiendo de la cobertura contratada. Para poder hacer mejor la reclamación conviene tener bien documentado el valor de los objetos que hay en la vivienda, por ejemplo mediante facturas, y que quede reflejado en la póliza.

Otro de los aspectos que cubre el seguro de hogar es la responsabilidad civil. Esto es, los daños que se puedan provocar a terceras personas. Puede ser desde una gotera a un incendio que pasa desde tu vivienda a otra colindante. Hay aseguradoras que incluyen en este apartado a los animales domésticos por si causan daño a alguien y hay que pagar una indemnización.

El robo es otro de los supuestos que deberían estar recogidos en la póliza, y puede ser tanto dentro de la vivienda como fuera. Como siempre, el dinero que recibas en caso de que te ocurra esta desgracia dependerá de la póliza que tengas contratada. También es buena idea que al comparar seguros, tengas en cuenta cuál te proporciona asistencia legal en caso de pleito por la reclamación de daños de la vivienda.

Y recuerda que si te ha surgido una urgencia en tu hogar y tu seguro no te cubre el daño, en Monedo Now puedes solicitar un préstamo y tendrás el dinero directamente en tu cuenta online.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.