5 trucos para ahorrar en calefacción

Con el otoño han llegado los primeros días de frío y también el momento de volver a encender la calefacción en casa. Sin embargo, con las subidas del precio de la luz y del gas de estos últimos años, calentar una vivienda se ha convertido casi en un lujo que muchas familias apenas se pueden permitir. Podemos hacernos a la idea del consumo que supone teniendo en cuenta que el gasto en calefacción y en agua caliente conforma alrededor del 46 % de la factura energética de una unidad familiar.

¿Quieres ahorrar en calefacción esta temporada? En Monedo Now te traemos una serie de trucos que te permitirán mantener tu casa caliente este invierno gastando lo mínimo posible.

 

1. Mantén una temperatura constante

La temperatura ideal para una casa es de 19º a 21ºC durante el día y de 15º a 17º durante la noche. Aumentar un solo grado incrementa alrededor de un 7 % el gasto de energía y, por consiguiente, el recibo del gas o de la luz. Por este motivo, la primera norma para ahorrar en calefacción es tratar de mantener una temperatura constante a lo largo de todo el día, permitiendo tan solo una pequeña variación, en todo caso, durante la noche.

 

2. Revisa el aislamiento de tu casa para ahorrar en calefacción

Tan importante como calentar la casa es procurar que el calor no se pierda ni se escape por juntas, ventanas, puertas o rendijas. Para ello es fundamental comprobar que la vivienda cuenta con sistemas de aislamiento correctos que no dejen entrar el frío.

Si no queremos gastar mucho, podemos sellar nosotros mismos esos puntos débiles por los que se escapa el calor. En las tiendas de bricolaje y en cualquier ferretería podemos encontrar toda una variedad de burletes y ‘bajopuertas’ que nos ayudarán a rellenar los huecos existentes entre las puertas o ventanas y sus propios marcos.

Suelen presentarse en forma de cintas adhesivas de caucho, espuma, madera, silicona… Son muy fáciles de colocar, muy económicos (los burletes cuestan una media de 4 euros) y gracias a ellos podremos ahorrar hasta un 35 % de energía.

 

3. No calientes las habitaciones vacías

Si no vas a pasar tiempo en alguna habitación de tu casa, cierra la llave de su radiador o radiadores y no derroches energía para calentarla. Eso sí, no olvides cerrar la puerta para evitar que la temperatura de esta habitación altere la del resto de la casa.

 

4. Aprovecha las horas de luz natural

RadiadorLevanta las persianas cuando amanezca y deja que el calor del sol entre en tu casa y ayude a calentarla, para ahorrar en calefacción de la forma más sencilla y natural. En el momento en el que empiece a anochecer, baja en seguida las persianas y corre las cortinas, de esta forma evitarás que se pierda el calor acumulado durante el día.

 

5. No pongas nada sobre los radiadores

Si quieres ahorrar en calefacción, no tapes nunca los radiadores de tu casa con cubrerradiadores ni pongas muebles cerca, puesto que impedirán que el calor circule libremente por la habitación y provocarán un mayor consumo de energía que hará engordar tu factura de manera innecesaria.

Tagged in: