Vivir sin Roaming: en qué cambia tu tarifa móvil

Ya no hay roaming. Se acabó el pagar más si utilizamos el teléfono móvil para hablar o navegar por Internet fuera de España. Si es al revés, de España al extranjero, el precio sigue siendo el de una llamada internacional.

El fin del roaming es oficial desde el pasado 15 de junio, y válido (y obligatorio) para los 28 países de la Unión Europea más Islandia, Noruega y Liechestein. En Reino Unido será efectivo mientras dure el proceso de brexit; a su salida definitiva de la Unión Europea, podrían cambiar.

En los últimos cinco años, el precio del roaming de datos ha caído un 96%

La desaparición del roaming llega después de una década de intentos desde de las instituciones europeas, que a lo largo de estos 10 años han impuesto a las compañías reducciones en las tarifas de las llamadas desde el extranjero del 92%, según El País. En los últimos cinco años, el precio del roaming de datos ha caído un 96%.

Hasta hace poco más de un mes, las llamadas desde el extranjero tenían unos sobrecostes –que no siempre han estado al alcance de todos los bolsillos–, con los que, según las compañías de telefonía móvil, se pagaba el uso de las redes de sus homólogas extranjeras. Pero la diferencia entre unos y otro resultó poco equitativa y las operadoras de telefonía móvil e Internet acabaron obteniendo suculentos beneficios. Hasta que en 2007 empezó la lucha contra el roaming desde la Unión Europea. Y tras años de reducciones impuestas desde la Comisión Europea, finalmente serán las compañías las que asuman el sobrecoste de usar redes extranjeras. Es lo que se llama roam like at home.

¿Cómo afecta a tu tarifa el final del roaming?

En principio, en nada. Es decir, si llamas desde algunos de los países adheridos a la norma, pagarás lo mismo que si llamas desde España. No obstante, la UE también pone límites a los usuarios, ante posibles abusos de quienes tienen tarifa plana.

roaming_s

Lo primero que hay que tener claro es que el roam like at home está pensado para vacaciones. Dicho de otra manera, para usuarios que viajan al extranjero de forma ocasional, pero pasan más tiempo en su país de residencia que fuera. No vale irse unos meses a Francia y seguir con una tarifa española. Si te tienes que mudar unos meses por estudios o trabajo, lo mejor es contratar una línea con un operador local. Aunque tengas una tarifa plana.

Así que para evitar posibles abusos, la compañía podrá tomar medidas si detecta algún tipo de actividad sospechosa durante los últimos cuatro meses. En primer lugar, puede pedir explicaciones al cliente que presuntamente esté haciendo un uso fraudulento de la línea, dando un plazo de 14 días para recibir respuesta. Si finalmente se entendiera que se está abusando del servicio, la operadora tiene vía libre para establecer un precio para las llamadas desde el exterior de 3,2 céntimos el minuto, 1 céntimo para los mensajes de texto (SMS) y 7,7 euros por Giga Bite (GB) descargado.

El objetivo de la Unión Europea es reducir a 2,5 euros el GB descargado a partir de 2022. Mientras tanto, efectuará un análisis del fin del roaming dentro de dos años para evaluar su éxito.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.