Cuánto cuesta la cuota de autónomos en 2020

Para un trabajador por cuenta propia que ha visto encarecida su cuota de autónomos un 15,56% en la última década, saber que 2020 viene con subidas en las obligaciones con la Seguridad Social no resulta ninguna sorpresa. Legalmente los trabajadores autónomos deben cotizar a la Seguridad Social desde el primer día de actividad laboral, igual que los empleados por cuenta ajena. Y tienen que amortizar su cuota de cotización a finales de cada mes en las administraciones de la Tesorería General de la Seguridad Social, a través de domiciliación bancario o vía Internet, en la web de la Seguridad Social. Al empleado por cuenta ajena se le descuenta del sueldo bruto.

cuota de autónomos (s)La cuota de autónomos es un porcentaje sobre la base de cotización o ‘sueldo teórico’ que el trabajador a cuenta prevé tener. El importe de dichas bases de cotización condiciona las prestaciones del autónomo en caso de cese de actividad laboral y baja por enfermedad, accidente o jubilación. Hasta 2019, el porcentaje sobre las bases al que se acogía la mayoría de trabajadores por cuenta propia era del 26,5%, la cuantía mínima obligatoria o por contingencias comunes, que dejaba fuera de cobertura las contingencias profesionales y el cese de actividad.

El 28 de diciembre de 2018 entró en vigor la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada por Real Decreto, que elevó el porcentaje de las contingencias comunes al 29’80%, para garantizar las retribuciones por incapacidad y/o finalización de la actividad laboral a los trabajadores autónomos. La norma estableció también que tanto el mes de alta como el mes de baja -si lo hubiera-, se abonará solo la parte proporcional al periodo de tiempo trabajado.

Hasta ese momento, la Seguridad Social establecía diferentes cuotas de autónomos en función de lo que cada trabajador quisiera cotizar. A saber:

  • Base Mínima o por Contingencias comunes: 29,80%.
  • Por Contingencias Profesionales: 29,30% de la base de cotización más una cantidad dependiente de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) -agrupación de las unidades productoras según la actividad-, que oscila entre el 1,5% y el 6%.
  • Cese de actividad: 31,50% del sueldo teórico.

Tras la reforma se agruparon todos estos porcentajes en uno, de forma que todos los trabajadores por cuenta propia tuvieran una cuota de autónomos común del 30% en 2019, que iría aumentando de forma progresiva en los años siguientes.

La cuota de autónomos en 2020

El pasado 1 de enero, de acuerdo con los cambios establecidos por el Real Decreto 28/2018, se hizo efectivo el incremento del tipo general de cotización al 30,3%, un 0,3% más que en 2019. En este porcentaje se incluyen las contingencias comunes, que siguen suponiendo el 28,30% de la cuota de cotización; contingencias profesionales, que pasan de suponer el 0,9% en 2019 a 1,1% este año, y cotización por cese de actividad, que también sube del 0,7% al 0,8%. Por su parte, la cotización por formación profesional se queda como estaba, en un 0,1% de la base.

Así las cosas, la base mínima se sitúa este 2020 en 944,35 euros y la cuota de autónomos se incrementa de 283,30 euros al mes a 286,15 euros mensuales. La base por contingencias comunes se elevará al 30,6% en 2021 y se fijará en el 31% en 2022.

Sube la base de cotización al 30,3% y la cuota de autónomos se incrementa a 286,15 euros mensuales

Estas subidas no afectarán a todos los bolsillos por igual, pues los trabajadores por cuenta propia no tienen la seguridad económica de los empleados por cuenta ajena, que saben todos los meses cuánto van a cobrar. Los primeros, como es sabido, ingresan más o menos en función de la producción y corren el riesgo de impagos.

Ante estas indeseables situaciones, existen soluciones como Monedo Now que facilitan dinero rápido en momentos de apuro. Sin trámites burocráticos y sin necesidad de moverse de casa, esta entidad oferta entre sus productos préstamos personales online y préstamos sin nómina a partir de 750 euros y hasta 5.000 euros, a devolver en un plazo mínimo de seis meses y máximo de 48 en las cuotas que mejor se adapten a la situación financiera de cada bolsillo.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.