Precio de una transferencia: Dime dónde envías y te diré cuánto cuesta

Cada vez más transferimos dinero a otras cuentas para cumplir con pagos pendientes como el alquiler, recibos o simplemente préstamos de dinero; pero ¿tenemos claro cuál es el precio de una transferencia bancaria? Lo primero que hay que saber es que no es lo mismo transferencia que traspaso, y que el precio de la primera dependerá de si se realiza entre diferentes entidades bancarias y, especialmente, de la situación geográfica de emisor y receptor.

¿Trasferencia o traspaso?

La diferencia de entre transferencia bancaria y traspaso radica en que, en el primer caso, se envía dinero de una cuenta bancaria (emisora u ordendante) a otra (receptor). En el segundo también se envía dinero de una cuenta a otra, pero ambas tienen la misma titularidad. La primera suele llevar acarreado un coste, mientras que el traspaso es gratuito.

En este sentido cabe destacar que el precio de una transferencia es por lo general de cero euros entre cuentas de la misma entidad bancaria, aunque estas estén a nombre de titulares diferentes. No obstante, es cada vez más usual encontrarse bancos que no cobran comisiones en las transferencias online, como Sabadell o BBVA, que en todo caso cobran 0,95 euros el primero y 0,90 euros el segundo si se opta por una transferencia inmediata.

Hoy día una transferencia nacional suele ser gratuita, excepto que se requiera hacerla de forma inmediata

Sin embargo, lo habitual es que los bancos tengan establecido un precio para las transferencias, que puede ir desde el 0,35% de la cantidad transferida con mínimos de 3 euros hasta 8 euros, tal y como señala el blog Mejores Bancos.

El precio de una transferencia bancaria según los tipos

El precio de una transferencia bancaria depende de su procedencia geográfica y según plazo o ejecución. A saber:

  • precio de una transferencia (S)Por geografía: Hay transferencias nacionales o domésticas  y transferencias exteriores. En las primeras, tanto el ordenante como el beneficiario tienen sus cuentas en España. En las segundas, emisor y receptor están en países diferentes. Aunque dentro de la Unión Europea, tal y como establece el organismo en su página web, “tu banco debe cobrar el mismo importe para los pagos en euros dentro de la UE que para las transacciones nacionales equivalentes”. Una norma que se aplica a transferencias entre cuentas bancarias de diferentes países de la UE, a la retirada de efectivo en cajeros automáticos, el pago con tarjeta y operaciones de adeudo directo.
  • Por plazo o ejecución: Están las transferencias ordinarias y las urgentes. Las transferencias urgentes, como las OMF (Orden de Movimiento de Fondos), tienen un menor plazo de entrega (a veces inmediato) y suelen acarrear mayores costes que las ordinarias. Cuando la transferencia es entre dos cuentas del mismo banco lo normal es que el dinero llegue el mismo día en que es transferido. En el caso de operaciones entre diferentes monedas, el plazo máximo de recepción puede ser de hasta cuatro días hábiles.

Fuera de la UE, conviene consultar las condiciones de cada banco antes de lanzarse a tramitar una transferencia bancaria para no llevarnos sorpresas con su precio. Además de estudiar cada entidad, es recomendable tener claros los porcentajes mínimos que se pueden llegar a aplicar, pues si se envía un importe muy reducido puede ocurrir que haya que pagar un cantidad superior para cumplir con el precio de la transferencia.

A este respecto, existen soluciones para conseguir dinero rápido más sencillas que las transferencias bancarias, como son los préstamos personales de Monedo Now. Una entidad financiera que funciona totalmente por Internet y da crédito online sin trámites burocráticos y de forma sencilla y rápida.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.