Adelgazar tras las vacaciones: dietas y precios

La tan temida cuesta de septiembre encima viene con curvas. Esas que se acentúan en torno a la barriga por obra y gracia de los kilos que se engordan en verano y que te hacen pensar en adelgazar en cuanto vuelves a la rutina. Si te ha pasado a ti no te castigues demasiado, formas parte de una mayoría. Aunque ya sabes qué dicen de eso de mal de muchos. De media, los españoles engordan unos 3 kilos, según contó el doctor Albert Lecube, coordinador del Grupos de obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición a La Sexta.

Esos 3 kilos suben hasta 5 en el 26% de los casos, según un estudio de Ahora Health publicado el pasado verano. En el mismo se recogía que el 55,45% de los encuestados tenía pensado adelgazar tras el verano para quitarse el peso que habían ganado durante las vacaciones.

Una de las formas que al menos 4 millones de españoles han probado alguna vez en su vida son las conocidas como dietas extremas. En las más conocidas entre ellas se sitúan las que se basan en sustitutivos alimenticios, las “monoalimentos” y la líquida, según se refleja en un informe de los seguros de salud Vivaz. Además de poner en riesgo la salud, esta forma de adelgazar trae aparejado más tarde o más temprano un efecto rebote en la mayor parte de los casos.

Los pilares para adelgazar
adelgazar

Para perder peso de una forma saludable hay dos pilares fundamentales: una buena alimentación y el ejercicio físico. Lo segundo lo puedes conseguir apuntándote al gimnasio. Para lo primero es conveniente acudir a especialistas como un nutricionista o endocrino que te haga una dieta dependiendo de tu cuerpo, tus gustos y los kilos que quieras perder. Aunque el precio de una consulta varía según el profesional elegido, la media se sitúa en 50 euros, según un estudio del comparador de precios Zaask. En el mismo se afirma que el rango de precios varía entre los 25 euros y los 80 euros.

Cuando tengas que elegir entre diferentes profesionales que te ayuden a adelgazar lo primero es asegurarte que tiene la titulación adecuada. Si alguien de tu alrededor acude a un nutricionista o endocrino, pregúntale por su experiencia. Muchas farmacias también ofrecen entre sus servicios la consulta nutricional.

Si ves que para reducir unos centímetros necesitas una ayuda además a la dieta y el ejercicio, puedes acudir a tratamientos de estética sin cirugía como la mesoterapia, la electroestimulación o el drenaje linfático, por ejemplo. Estos tratamientos también varían de precio según el establecimiento en el que se realicen y si se compran bonos u otras ofertas. Eso sí, raramente bajan de 30 euros por sesión, por lo que un bono de 10 sesiones te costará unos 300 euros aproximadamente.

Como motivarte para perder peso no es algo tan sencillo, no dejes que la falta de liquidez acabe con tu deseo de adelgazar una vez que te lo has propuesto. Para afrontar los gastos del nutricionista, el gimnasio y otros tratamientos estéticos puedes solicitar un préstamo personal online en Monedo Now y cumplir tu objetivo definitivamente.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.