Aplazar el alquiler ¿es posible?

Días complicados los que se viven en España ya que el coronavirus ha traído consigo una crisis económica en la que millones de ciudadanos han tenido que cerrar sus negocios, se han visto abocados a un ERTE o no han podido incorporarse al mercado laboral en un mes en el que tradicionalmente empezaban las contrataciones en el sector del turismo. Esto supone millones de hogares que ven como sus ingresos no son los que esperaban, pero que los gastos sí que siguen llegando. Es por ello que muchos se preguntan con preocupación si es posible aplazar el alquiler hasta que la situación mejore. El Gobierno ha tomado una serie de medidas a este respecto que se explican a continuación.

La regla cambia según el número de propiedades que tenga el casero

Aplazar el alquiler si tu casero es un pequeño propietario

En el caso de que el arrendador tenga menos de 10 viviendas en propiedad se puede intentar llegar a un acuerdo con él para aplazar el alquiler. En España, más del 90% de los pisos alquilados son de pequeños propietarios que tienen en ellos una parte importante de su fuente de ingresos, por eso desde el Gobierno se ha tenido en cuenta que tampoco salgan perjudicados. En estos casos, el inquilino en situación de vulnerabilidad puede proponer a su casero un aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta. El dueño del inmueble tiene 7 días para comunicar su decisión o plantear posibles alternativas, como por ejemplo el fraccionamiento.

Llegar a un acuerdo entre el casero y el inquilino es la alternativa más viable. Si ese acuerdo es imposible, el inquilino tiene otras opciones como los microcréditos del ICO

Aplazar el alquiler

SI  el arrendador se niega a la petición del inquilino, este puede optar a un microcrédito de los que ha lanzado el Gobierno a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para este fin en concreto. Estos microcréditos, sin intereses ni comisiones, tienen que ser por obligación destinados al pago del alquiler y cubrirán hasta seis mensualidades. El préstamo será emitido por un banco y el avalista es el Estado, a través del acuerdo con el ICO. El plazo para devolverlo es de seis años, aunque puede ser prorrogable excepcionalmente por otros cuatro. Para solicitarlo hay que demostrar que se está en situación de vulnerabilidad y se cumplen con los requisitos publicados en el BOE. Como estos son días complicados para hacer gestiones y conseguir la documentación necesaria, en un primer momento bastará con una declaración responsable que incluya los motivos derivados de la crisis del Coronavirus para no poder presentar los papeles y tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas se dispone de un mes para aportarlos.

Aplazar el alquiler si tu casero es un gran tenedor

Cuando el arrendador se considera gran tenedor, es decir posea más de 10 viviendas, sin contar trasteros y garajes, o una superficie construida de más de 1.500 m2, las medidas para poder aplazar el alquiler son distintas.

Siempre que no se haya llegado a un acuerdo anterior entre las partes, el casero puede elegir entre estas dos opciones. La primera consiste en reducir un 50% la cuota del alquiler mientras dure el estado de alarma. Si este plazo es insuficiente debido a la vulnerabilidad del inquilino provocada por la crisis del coronavirus, se alarga a las mensualidades siguientes, con un límite de cuatro meses.

La segunda es una moratoria en el pago del alquiler durante el estado de alarma. Al igual que en la anterior, se puede alargar hasta cuatro meses. Cuando se cumpla dicho tiempo o se supere la situación de vulnerabilidad, el pago se aplazará fraccionando las cuotas al menos durante tres años y sin intereses.

Puede que a pesar de estas medidas para aplazar el alquiler aún necesites dinero rápido para afrontar otros gastos. En ese caso, puedes pedir un préstamo a Monedo Now e ir devolviéndolo en mensualidades que se ajustan a tu situación financiera.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.