La brecha salarial y la temporalidad marcan el empleo femenino

¿Qué tienen en común una actriz de Hollywood y una camarera de piso de un hotel de Tenerife? Las dos ganan menos que sus compañeros hombres. En el primer caso lo protagoniza Michelle Williams, que cobró 1.000 dólares por repetir unas escenas de la película Todo el dinero del mundo mientras su compañero Mark Wahlberg percibió 1,5 millones por la misma labor. El segundo salió a la luz pública por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que consideraba “discriminación indirecta” por razón de género que se pagara un plus de productividad diferente a las camareras de piso (139 euros) que a los camareros de sala (640 euros), perteneciendo ambos a la misma categoría de convenio. Estos dos son un claro ejemplo más de la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres.

En España, dicha brecha salarial hace que las mujeres trabajen gratis desde el 8 de noviembre hasta el 31 de diciembre, según los datos que maneja UGT. El sindicato cifra en un 14% la diferencia en salario hora de lo que cobran ellos y ellas, lo que supone “el triple que en países como Italia, Luxemburgo y Rumanía”. brecha salarial

Además de por la brecha salarial, las mujeres se ven perjudicadas también por la calidad del empleo ya que son carne de temporalidad. No en vano, España creó en 2017 el 60% de todo el empleo temporal femenino de la Unión Europea, esto supone 2 millones de mujeres con ese tipo de contrato, según los datos de Eurostat. Esta fragilidad hace que el desempleo femenino se incremente en mayor proporción que el masculino cuando sube el número de parados. El mes de enero se cerró en España con 1.475.479 hombres sin empleo frente a 2.001.049 mujeres.

Motivos de la brecha salarial

La temporalidad es uno de los motivos de la brecha salarial que también se da en las pensiones ya que las mujeres cotizan menos tiempo y dinero. A medida que las mujeres van cumpliendo años, la diferencia de salario con los hombres se incrementa, según un estudio de UGT publicado en 2017. La brecha salarial más alta se sitúa a partir de los 55, cuando las mujeres ganan de media 8.100 euros anuales menos. Dicha diferencia se explica, entre otras razones, en ese famoso techo de cristal que impide a muchas féminas alcanzar puestos de poder mejor remunerados. Además, en España aún siguen siendo más mujeres que hombres las que aparcan sus carreras profesionales o las ralentizan para ocuparse de la familia. Un análisis de Fedea concluía en 2016 que son ellas las que se ocupan del 70% de las labores del hogar. Este think tank considera que este reparto desigual de tareas “es uno de los factores más importantes que existen detrás de la desigualdad laboral de género”, como se recoge en esta noticia de 20 minutos.

Los salarios bajos y la temporalidad merman la capacidad de ahorro y hacen que muchas mujeres se vean apuradas a la hora de hacer frente a algún gasto imprevisto. En esta situación de imprevisto económico, una ayuda puede ser acudir a Monedo Now para obtener un crédito en pocos minutos, siempre que se sepa que se podrá hacer frente al pago del préstamo en los plazos acordados.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.