Cuestiones fiscales que debes conocer si eres pluriempleado

Mientras que el coste de la vida no ha dejado de subir, el salario mínimo interprofesional se ha mantenido prácticamente estable desde el inicio de la crisis. Esta situación, unida al auge de los trabajos a tiempo parcial, ha obligado a muchos españoles a buscar más de un empleo para poder salvar los gastos del día a día: las cuotas de la hipoteca, el alquiler del piso, el pago de las facturas…

Según el último Análisis del Pluriempleo en España y en la Unión Europea, en nuestro país existen 359.000 trabajadores pluriempleados. Al contrario de lo que sucede en la mayor parte de los países europeos, donde las personas que compaginan más de un empleo son sobre todo varones, España es uno de los cinco países donde la proporción de personas pluriempleadas de sexo femenino es mayor, con el 51,1 %.

Durante la crisis, el pluriempleo entre las personas con formación universitaria en nuestro país se redujo un 9,6 % (21.300 personas menos), con una particularidad: se registraron 28.800 varones pluriempleados menos (-21,3 %), mientras que creció el número de mujeres en esta situación, que ha llegado a alcanzar la cifra de 7.400 (8,6 %).

Si te encuentras en esta situación y compatibilizas varios trabajos, es importante que conozcas ciertas cuestiones económicas y fiscales que debes tener en cuenta a la hora de desarrollar tu actividad y de cumplir con Hacienda. En Monedo Now vamos a intentar explicártelas de la forma más clara posible en este post, para que puedas ponerte al día y no perderte nada.

¿Quiénes pueden considerarse pluriempleados?

Se entiende por pluriempleo todo trabajador por cuenta ajena que preste sus servicios profesionales a dos o más empresarios distintos y en actividades que den lugar a su alta obligatoria en un mismo régimen de la Seguridad Social.

En una situación muy similar al pluriempleo encontramos a aquellas personas que trabajan por cuenta ajena en una empresa y además realizan una actividad como autónomas, de forma que se ven obligadas a darse de alta en dos o más regímenes distintos del Sistema de la Seguridad Social. En este caso hablaríamos de pluriactividad.

¿Cómo cotiza un pluriempleado?

Un trabajador pluriempleado cotiza por los salarios percibidos de cada empleador, pero siempre sujeto al tope máximo de cotización general, que en 2016 es de 3.642,00 euros al mes. El tope se aplicará de forma proporcional a cada empleador en función del porcentaje que represente la retribución que el trabajador recibe de cada uno frente al total de retribuciones percibidas.

En el caso de los trabajadores pluriactivos, la cotización se hará en ambos regímenes de acuerdo a las reglas generales y, una vez terminada su vida laboral, el trabajador podrá acceder a ambas pensiones de jubilación siempre que se cumplan los requisitos que se exigen de manera separada en cada régimen.

¿Cuál es la jornada máxima de un pluriempleado?

El hecho de estar contratado en diversas empresas a la vez te permite trabajar tantas horas como tú decidas y tu cuerpo aguante, siempre y cuando no superes el tope legal de 8 horas diarias en una misma empresa (hablamos de una jornada regular). No es posible hacer un contrato en el que se incluyan más horas, a no ser que se trate de horas extraordinarias o complementarias.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer tu declaración de la renta?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer tu declaración de la renta?Si eres pluriempleado, tienes la obligación de presentar la declaración de la renta por el simple hecho de haber trabajado en más de una compañía, aunque tus ingresos hayan sido bajos. Si no cuentas con desgravaciones o deducciones y has trabajado para varias empresas, debemos darte una mala noticia: lo más probable es que seas tú quien debas pagar a Hacienda.

Esto es así porque cada empresa calcula las retenciones según las circunstancias personales o familiares de cada empleado y las expectativas de ingreso que vaya a tener ese año, pero no se tiene en cuenta que el contrato pueda finalizar antes ni que el empleado esté dado de alta en otra compañía.

De esta forma, la suma de las retenciones que se aplican a cada trabajador pluriempleado es inferior a la que le correspondería si se suman sus rentas, y precisamente éste es el aspecto que grava el IRPF: la totalidad.

Por tanto, tener dos pagadores no solo reduce el límite que señala la obligación de declarar o no hacerlo, sino que además aumenta las probabilidades de tener que pagar a Hacienda tras presentar la declaración.

¿Debes informar a las empresas de tu situación de pluriempleado?

Según determina el Reglamento General sobre Inscripción de Empresas y Afiliación, Altas, Bajas y Variaciones de Datos de Trabajadores en la Seguridad Social, los trabajadores en situación de pluriempleo están obligados a comunicar su situación a las distintas empresas para las que trabajan, así como a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Además, los empresarios que tengan conocimiento de que alguno de sus trabajadores es pluriempleado deben comunicar su alta y su baja haciendo mención expresa de dicha situación, y tendrán que comunicárselo a sus entidades gestoras y a la Tesorería General de la Seguridad Social para que puedan llevar a cabo las actuaciones pertinentes a la hora de calcular la cotización.

¿Cómo afecta el pluriempleo a la pensión?

Cuando llega el momento de la jubilación, se agregan las pensiones de los distintos empleos, siempre que se cumplan los requisitos en cada uno de ellos. En el caso de que hayas sido pluriempleado durante una parte de tu vida, pero llegues a la jubilación solo con un empleo, tendrás que exigir un ‘solapamiento’  de 15 años en ambos regímenes, para poder optar a ambas pensiones.

Cuando en alguno de los regímenes no se lleguen a cumplir los requisitos mínimos para acceder a una pensión, las cotizaciones se acumularán con las del régimen en el que sí se accede a la pensión. Sea como sea, en ningún caso se perderán las cotizaciones acumuladas en los distintos puestos de trabajo.

Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Tagged in: