Empleadas del hogar: cuánto tienen que cobrar en 2020

Las empleadas del hogar son una figura imprescindible en muchas casas españolas en las limpian, cocina o cuidan a niños y ancianos entre otras labores. Sin embargo, también son un colectivo poco reconocido compuesto casi exclusivamente de mujeres que tienen que luchar en muchos casos para que se les reconozcan sus derechos como trabajadoras. Desde diversas asociaciones en defensa de las condiciones laborares de las empleadas del hogar se habla de jornadas interminables, precariedad y despidos injustificados como algunos de los problemas que les afectan. En los últimos meses, han recibido, al menos, una buena noticia con la aprobación de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

Para 2.020, el Gobierno fijó el SMI en 950 euros brutos al mes en 14 pagas para los contratos de 40 horas semanales. Esto supone 1.108,33 euros bruto al mes si en lugar de 14 se reciben 12 mensualidades. Por ley, una empleada del hogar que esté a tiempo completo con un mismo empleador no puede ganar menos de eso. La cuantía se irá reduciendo proporcionalmente si trabaja menos horas.

empleadas del hogar

En el caso de las empleadas del hogar que trabajen menos de 120 días al año para el mismo empleador también está especificado cuánto deben ganar como mínimo. En su caso para 2.020 es 7,43 euros la hora. En esta cantidad ya se incluye la parte proporcional de pagas extras, domingos, festivos y días de vacaciones. Por supuesto esto es el punto desde el que partir, y el empleador puede pagar más si lo desea.

Derechos de las empleadas del hogar

Volviendo a las empleadas del hogar a tiempo completo, cabe recordar que tienen derecho a 30 días naturales de vacaciones, de los cuales al menos 15 deben ser seguidos, a no ser que ambas partes lleguen a un acuerdo. Del mismo modo, hay que señalar que hay casos en los que del salario se descuentan lo que reciben en especie, principalmente alojamiento y manutención. Esto puede hacerse siempre que se haya pactado previamente, que el dinero que reciba la trabajadora en su cuenta no sea menos del SMI y de que el salario en especie no supere el 30% del total.

En el caso de las empleadas del hogar que están internas existe lo que se llama tiempo de presencia, es decir, estás en el hogar por si tu empleador te necesita, pero no estás trabajando. Debe ser pagado o compensado y no puede exceder de las 20 horas semanales. Y por supuesto, no significa que trabajes más de las 40 horas que vienen recogidas en el contrato. En ese caso hay que pagarlas como horas extras.

Estar interna en una casa no debe significar trabajar más de 40 horas semanales

Aunque esto es lo que dice la ley, desgraciadamente aún son muchas las empleadas del hogar que no llegan a alcanzar estos salarios o condiciones y que no quieren, o mejor dicho no pueden, reivindicar mejoras por temor a quedarse sin empleo y sin derecho a paro. Si tú eres el empleador, aunque solo sea de una persona que va a tu casa dos horas a la semana, recuerda que tienes la obligación legal, por no hablar de la moral, de pagarle el sueldo mínimo y de contratarla legalmente. Cada vez hay más empresas que sirven de intermediarias para que tú solo pagues por el servicio de limpieza y no tengas que preocuparte del papeleo, como por ejemplo dar de alta en la Seguridad Social. Con el sueldo de las empleadas del hogar hay ocasiones en que un gasto inesperado puede hacer muy difícil llegar a final de mes. Si estás en estas circunstancias puedes pedir uno de los préstamos sin nómina que ofrece Monedo Now.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.