Las franquicias más baratas del momento

Las franquicias (de todo tipo) se han convertido en el elemento quizás más habitual del paisaje urbano actual. Supermercados, panaderías, peluquerías, cervecerías, cadenas de comida rápida, cafeterías, lavanderías… De hecho, no parece que haya hoy en día una rama de negocio que no sucumba a los atractivos de las franquicias. Su éxito ha sido tal, que cada vez es menos frecuente encontrarse con negocios locales.

Según los últimos datos publicados, recogidos por Franquicia.net, señalan que el sistema de franquicias de España generó, a finales de 2015, un total de 253.913 puestos de trabajo, 4.999 más, un 2%, que en 2014. De esta cifra, 91.732 personas trabajaban en locales propios y las 162.181 restantes, en establecimientos franquiciados.

Franquicias baratas (menos de 30.000 euros)

Si has hecho números, has sopesado ventajas e inconvenientes y has decidido apostar por una franquicia, con una franquiciassimple búsqueda en Google encontrarás decenas de consultoras y asesoras ofreciendo franquicias baratas, como Franquicia.net, Infofranquicias.com, Franquiciadirecta.com, Franquiciashoy.es, Franquicias.es… y así, miles de resultados. Para que la búsqueda de tu franquicia no se te haga eterna, en Monedo Now hemos investigado para guiarte hacia las franquicias más baratas del momento.

De entrada, has de saber que una franquicia se considera barata o low cost cuando la inversión que requiere está por debajo de los 30.000 euros, según explican en Infofranquicias.com. “Que la inversión sea barata, asequible o de baja inversión no significa que el precio del canon de entrada o del royalty sea barato, ni tampoco caro”, añaden. Todo depende de la rentabilidad que esperemos conseguir con la franquicia.

Se entienden por franquicias baratas aquellas cuya inversión está por debajo de 30.000 euros

Franquicias baratas se pueden encontrar prácticamente de todo tipo, si bien en algunos sectores abundan más que en otros. Según Vallery.es, aquellos donde se pueden encontrar más franquicias baratas son el de estética, marketing, publicidad y comunicaciones, reciclaje, productos ecológicos y con la moda. Algunas de las franquicias baratas destacadas por las consultoras y asesorías de franquicias son:

  1. Opencel: Es una franquicia del sector de la estética, que busca franquiciados “capaces de establecer y gestionar de forma autónoma su propio centro de estética sin inversión”. La marca facilita la aparatología, formación y “todo un modelo de negocio desarrollado”. Según la oferta, el franquiciado “sólo tiene que preocuparse de buscar un local (de entre 30 y 50 metros cuadrados) y realizar una pequeña adecuación del mismo (si lo requiere)”. No requiere una inversión en cash.
  2. Ujovy: Es un marketplace online, es decir, “un sitio que permite a vendedores y compradores relacionarse para efectuar una transacción comercial”. Tiene 117 franquicias y requiere una inversión de casi 1.500 euros.
  3. Alquilotucasa.com: La franquicia está especializada en los arrendamientos urbanos. Segura diferenciarse de su competencia por ofrecer unos servicios añadidos que el franquiciado puede presentar a sus clientes. Tiene un precio de 1000 euros + IVA.
  4. La Andaluza: Grupo de restauración low cost. Vende comida española elaborada, en formato de tapas y platos. Requiere una inversión total de 4.000 euros.
  5. Castañer: Es una marca de fabricación y comercialización de zapatos y complementos. Franquiciarse requiere un local de 50 metros cuadrados y una inversión de 2.000 euros.

Qué supone montar una franquicia

El principal reclamo de las franquicias es la posibilidad de empezar un negocio bajo el paraguas de una marca rentable, con los pros y los contras que eso supone. Porque a cambio del reconocimiento en el mercado, nos ajustamos a los dictados de la marca.

Según el Código Deontológico Europeo de la Franquicia, la franquicia es un “sistema de comercialización de productos y/o servicios y/o tecnologías basado en una colaboración estrecha y continua entre empresas jurídica y financieramente independientes, el Franquiciador y sus Franquiciados, en la cual el Franquiciador otorga a sus Franquiciados el derecho, e impone la obligación de explotar una empresa de conformidad con el concepto del Franquiciador”. En este contexto, el Franquiciado asume los medios humanos y financieros que contrata, y responderá ante el Franquiciador de los actos de explotación de la Franquicia.

Según el Código, el Franquiciado “estará obligado a colaborar con lealtad al éxito de la Red a que se ha adherido”. Además, el Franquiciado tiene que pagar un canon de entrada y un royalty al Franquiciador, que suele ser un porcentaje sobre las ganancias y puede ser mensual, trimestral o anual, por el uso de los servicios que éste le presta.

Por su parte, el Franquiciador cede al Franquiciado el derecho de uso de los símbolos de su marca, le enseñará su ‘saber hacer’ y pondrá a su disposición “asistencia comercial y/o técnica, dentro del marco y por la duración del contrato de Franquicia escrito”.

Si necesitas dinero para abrir tu franquicia no lo dudes en solicitar un crédito online en Monedo Now, a devolver como mejor te convenga. Tú eliges las cuotas y la forma de pago que más te convenga.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.