Ingresos pasivos: cómo ganar dinero sin trabajar | Monedo Now

Ingresos pasivos: cómo ganar dinero sin trabajar

¿Quién no ha soñado alguna vez con ganar dinero sin necesidad de trabajar? Los ingresos pasivos son una realidad que nos puede acercar a la independencia financiera, pero nos asaltan muchas dudas a la hora de plantearnos cómo conseguirlos.

En Monedo Now te explicamos en qué consisten los ingresos pasivos, cómo pueden mejorar tu economía este 2016, y te mostramos diferentes formas de conseguirlos.

¿Qué es un ingreso pasivo?

Los ingresos pasivos son aquellos que no necesitan tu presencia física para generarse y mantenerse, es decir, no tienes que intervenir ni que trabajar para que se produzcan. Tan solo precisan de un acto concreto para ponerse en marcha y, a partir de ahí, comienzan a dar beneficios por sí mismos.

Como bien explica el desarrollador Steve Pavlina, “un ingreso pasivo lo estructuras una vez y, en adelante, lo recibes cada cierto periodo de tiempo. No importa si estás durmiendo, si estás trabajando, si estás en la bañera… El dinero, seguirá llegando igual, incluso por años, sin que tengas que preocuparte de monitorearlo”.

Explicados de este modo, los ingresos pasivos resultan muy tentadores pero debemos tener en cuenta que, en la mayor parte de los casos, requieren de mucho trabajo para empezar a funcionar. Por eso es importante buscar algo que nos guste, porque debemos hacernos a la idea de que tendremos que dedicarle bastante esfuerzo al principio y siempre se trabaja mejor cuando nos interesa lo que hacemos.

Pero, además, no podemos dejar de pensar en la rentabilidad y en el público que pueda estar interesado en el producto o servicio que vamos a crear. Y es que necesitamos algo que ofrecer, una plataforma a través de la que podamos venderlo y que personas interesadas en nuestra oferta visiten nuestra plataforma. Si alguno de estos puntos falla, lo notaremos en los resultados y nuestro esfuerzo no dará los frutos esperados.

Con todo lo anterior en mente, lo más recomendable es pararnos a pensar, detenidamente, en qué podemos aportar, estudiar la competencia y comprobar que existe un mercado para nuestro proyecto y, solo cuando hayamos dado estos pasos, empezar a trabajar en la creación de nuestros futuros ingresos pasivos.

5 ejemplos de ingresos pasivos con los que ganar dinero sin trabajar

A continuación te mostramos varios ejemplos de ingresos pasivos que pueden servirte de referencia a la hora de buscar el tuyo propio:

  1. 5 ejemplos de ingresos pasivos con los que ganar dinero sin trabajarUna propiedad en alquiler. Si has heredado o eres ya propietario de una vivienda, un local o cualquier otro tipo de propiedad susceptible de ser puesta en alquiler, estás de enhorabuena porque cuentas ya con una fuente de ingresos pasivos importante. En caso de que no la tengas, quizás pueda interesarte realizar una inversión inicial para adquirirla y ponerla en alquiler, siempre y cuando cuentes con el dinero necesario para ello. De lo contrario, podrás pedir una hipoteca para comprarla, e ir pagándola con los ingresos que recibas del alquiler, pero entonces tendrás que considerar que no obtendrás beneficios hasta que termines de pagar la hipoteca.
  2. Invertir en Bolsa. Los mercados bursátiles están abiertos a todo el mundo y acceder a ellos es solo cuestión de interés. Para comprar acciones, puedes dirigirte a tu banco y abrir una cuenta de valores con él (en tu oficina habitual te lo explicarán todo) o bien puedes buscar un bróker que se encargue de comprar y vender acciones por ti. En Internet puedes encontrar brokers online, que se llevan una comisión menor que las entidades bancarias, y que te ayudarán en todo lo que necesites en esta nueva aventura. Te recomendamos que, al principio, no inviertas demasiado dinero, 600 euros a lo sumo. Dedícate a leer, a entender los mercados y no te permitas dar el siguiente paso hasta que no tengas un conocimiento avanzado de su funcionamiento. No vas a hacerte rico de la noche a la mañana pero pondrás tu dinero a trabajar y, con el tiempo, podrás sacarle beneficios.
  3. Crear infoproductos. La era digital nos ha traído nuevas formas de ganar dinero que no podemos pasar por alto. Cuando hablamos de infoproductos hacemos referencia a conocimientos y experiencias que se han plasmado en un soporte físico –como puede ser un libro, un disco o un CD- o en un soporte digital –hablamos de libros electrónicos, cursos online, bibliotecas digitales…-. Estos últimos están, hoy en día, al alcance de todo el mundo, pues eliminan los costes de impresión y de distribución y te permiten poner tus conocimientos y tus intereses al servicio de los demás. Exigen tiempo, pero solo tendrás que trabajar una vez y, si lo haces bien, recogerás el fruto de ese trabajo durante muchos años.
  4. Publicidad online. Crea un blog o una página web sobre un tema que te interese. Si te gusta la ropa, puede tratarse de un blog de moda y estilo; si prefieres el cine y la televisión, ¿por qué no abrir un blog en el que comentar películas y series?; si te apasiona viajar, dedica ese espacio a mostrar tus aventuras y a aconsejar a otros viajeros sobre todas las posibilidades que ofrece cada uno de los destinos a los que vas. Consigue llevar tráfico a tu blog –esto te llevará tiempo y trabajo diario, pero si persistes y eres constante lo tienes en tu mano– y reserva un espacio para plataformas publicitarias como Google AdSense. Es muy complicado poder vivir de ello, pero puede ser una fuente de ingresos extra muy interesante.
  5. Un pequeño –o gran– negocio. Si siempre has querido ser el dueño de tu propio negocio, quizás éste sea el momento de intentarlo. Para que sea un éxito, te recomendamos que cumpla con tres premisas: que trate de algo que te guste, que se te dé bien, y que tenga un público al que le interese. En el caso de que decidas abrir un negocio físico, es fundamental que esté situado en un espacio que capte la atención de tu público objetivo. Por su parte, si te decides por un negocio online no encontrarás barreras geográficas pero tendrás que hacer un esfuerzo mayor a la hora de promocionarlo y de darlo a conocer. Al principio tendrás que estar ahí y dedicarle muchas horas de trabajo, pero en el momento en el que tu empresa pueda sostenerse sola, sin tu atención, habrás logrado crear una verdadera fuente de ingresos pasivos.

Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar