Las VPO, más accesibles que nunca

El Consejo de Ministros ha aprobado, recientemente un acuerdo que permite rebajar los tipos de interés efectivos anuales que rigen los préstamos cualificados o convenidos concedidos en el marco de diferentes planes de vivienda protegida (VPO). Esta nueva medida supondrá un ahorro de hasta 220 euros anuales para las 370.000 familias que han contratado una hipoteca de este tipo para pagar su vivienda protegida.

Las últimas modificaciones afectarán al programa 1995 del Plan de Vivienda 1992-1995, al programa 1998 del Plan de Vivienda 1996-1999, al Plan de Vivienda 1998-2001, al Plan de Vivienda 2002-2005 y al Plan de Vivienda 2005-2008.

Los más beneficiados son los hipotecados en el plan 1998-2001, puesto que disfrutarán de la rebaja de interés más significativa: pasarán de pagar un interés del 3,05 % a tener que hacer frente a solo un 1,91 %. En la otra cara de la moneda encontramos a quienes solicitaron su hipoteca entre 1992 y 1999, para quienes su interés ha quedado intacto.

¿Qué hace diferentes a las viviendas de protección oficial?

Las viviendas de protección oficial son pisos, casas o chalés cuyas dimensiones, características y precios están reguladas por la Administración (bien sea por el Estado, por las comunidades autónomas o por los ayuntamientos). Para poder adquirir una de estas viviendas es necesario reunir una serie de requisitos que permiten acceder a beneficios, tanto económicos como fiscales.

Como condición indispensable en la mayor parte de los casos, las viviendas de protección oficial deben constituir el domicilio habitual de sus ocupantes, y si el comprador desea revender la vivienda será la Administración quien fije el precio, además de disfrutar de un derecho preferente de compra.

La calificación de VPO no tiene carácter permanente, sino que cuenta con un periodo de validez tras el cual la casa pasa a ser considerada vivienda libre. A partir de este momento, su propietario podrá venderla al precio que desee, ya solo supeditado a la ley de la oferta y de demanda del mercado.

Así funcionan las hipotecas de VPO

Así funcionan las hipotecas de VPOLas hipotecas para la compra de una vivienda de protección oficial pueden ser concedidas por cualquier entidad financiera que se haya acogido al convenio de esa VPO. Como particularidad, en estas hipotecas no se pueden cobrar comisiones y el tipo de interés es acordado anualmente por el Consejo de Ministros.

Además, las cuotas a pagar a la entidad de crédito deben ser constantes durante toda la vida del préstamo, que tiene un plazo ampliable de 25 años. No obstante, las amortizaciones anticipadas de las hipotecas también suelen estar contempladas y, como punto positivo a tener en cuenta, permiten rebajar el préstamo en cuota o en número plazos.

Para obtener ayudas a la compra de una vivienda de protección oficial la cuantía de la hipoteca no debe ser inferior al 60 % del precio de la VPO durante los cinco primeros años desde la compra.

Además, para ayudarte con los gastos que puede suponer amueblar la nueva casa, puedes solicitar un préstamo rápido de Monedo Now y contar con hasta 5.000 euros en tu cuenta bancaria en solo unos minutos para gastarlos como tú quieras.

*Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Guardar