Pagas extras: esto es todo lo que debes saber

Pagas extras. Son posiblemente dos de las palabras que causan más felicidad en la vida de un trabajador. O, mejor dicho, en las de los empleados que las cobran a final de ciertos meses. Otros las tienen prorrateadas y no ven un euro de más al llegar fechas tan señaladas como las Navidades o las vacaciones de verano. ¿Por qué esta diferencia? ¿Son un pago obligatorio de las empresas? ¿Te conviene tener pagas extras o mejor prorrateadas? A estas dudas, que les surgen a muchos españoles, se contesta a continuación.

¿Son las pagas extras obligatorias?

Según el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores, el empleado “tiene derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad”, la otra se fija por convenio o por acuerdo con el empresario. El artículo añade que “podrá acordarse en convenio colectivo que las gratificaciones extraordinarias se prorrateen en las doce mensualidades”. Es decir, que el dinero que corresponde a las pagas extras se reparta. Es por ello que algunos españoles tienen y otros no.

pagas extras

La cuantía de las pagas extras suele ser un mes de salario base, aunque hay ocasiones que se le añade un plus. Del mismo modo, puede que la cantidad sea fija. Esto depende del convenio que rija en la empresa. El artículo arriba citado establece que “se fijará por convenio colectivo la cuantía de las gratificaciones”.

A la hora de firmar el contrato hay empresas que ofrecen a sus empleados la posibilidad de cobrar 14 pagas, con las dos extras, o 12. Lo que suele ocurrir es que cuando aceptas un trabajo el dinero que ofrecen es el que vas a cobrar en bruto en total a lo largo del año. Así que lo que tienes que calcular es qué te viene mejor. Si, por poner un ejemplo, en tu contrato viene recogido que te van a pagar en total 24.000 euros brutos, lo que hay que considerar es si prefieres cobrar 2.000 euros brutos al mes en 12 pagas o mensualidades de 1.714, y dos veces al año cobrar el doble. Hay convenios colectivos que recogen el pago de tres pagas extras en lugar de dos. En este caso, a las tradicionales de diciembre y verano, se suma una en marzo o septiembre.

Las pagas extras son una buena forma de poder ahorrar, siempre y cuando las pases de tu cuenta corriente a una de ahorro en cuanto las cobres. También son la solución para afrontar una temporada de muchos gastos como son las Navidades, o darte un capricho un verano e irte de vacaciones. Sin embargo, teniendo en cuenta el estado de los sueldos actualmente en España, son muchos los trabajadores que prefieren que se las prorrateen para poder llegar a final de mes con dinero en el banco. Lo que tienes que consultar es si tu convenio colectivo permite esta práctica, ya que el empresario no puede decidirlo de manera unilateral.

Hay ocasiones que surgen gastos inesperados que aun contando con pagas extras son imposibles de afrontar en el momento. En esas situaciones puedes pedir un préstamo en Monedo Now y tener la cantidad que necesitas directamente en tu cuenta bancaria.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.