Renta 2017 para autónomos: ¿Qué gastos te puedes deducir?

Llega ese temido momento del año en el que toca ajustar cuentas con Hacienda mediante la Declaración de la Renta 2017. Aunque de pagar impuestos y la muerte no se libra nadie, que ya lo dijo Benjamin Franklin, hay ciertos gastos que si eres autónomo te puedes desgravar y conseguir así, con un poco de suerte, que sea el Estado el que te devuelva dinero y no tú el que tengas que pagar. Sigue leyendo para enterarte qué te puedes deducir en la Renta 2017 si eres autónomo.

Pero antes de saber qué gastos son reducibles, debes tener en cuenta los criterios que deben cumplir para que Hacienda no te ponga ningún problema en la Renta 2017, no vaya a ser que acabes teniendo una investigación paralela.

  1. Lo primero es que los gastos deben estar vinculados a la actividad económica que realiza el autónomo.
  2. Lo segundo es que deben estar perfectamente justificados con sus correspondientes facturas. No obstante, existen algunos gastos deducibles, como por ejemplo el pago de un seguro, en los que las facturas pueden ser sustituidos por recibos.
  3. Y en tercer lugar, las cantidades que quieras deducirte en la Renta 2017 deben estar anotadas en los libros de gastos e inversiones.

Gastos deducibles en la Renta 2017

Renta 2017

  1. La cuota de autónomo. Sí, esa cantidad que cada mes desaparece de tu cuenta corriente por el mero hecho de ser trabajador por cuenta propia. Del mismo modo, desgravan las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que tengas contratados.
  2. El IVA, el otro gran quebradero de cabeza de los autónomos. Pero ojo, siempre que no resulte deducible en la declaración trimestral, se puede deducir en la Renta 2017 por el total de la factura: base imponible + IVA.
  3. Los gastos de explotación del negocio. Es decir, los materiales que tengas que comprar para llevar a cabo tu trabajo, así como el mantenimiento que requieran.
  4. Los gastos bancarios. Si el banco te cobra por tener una tarjeta de crédito para la empresa o las comisiones de mantenimiento de la cuenta corriente te los puedes deducir.
  5. Los servicios externos que tengas que contratar. En este apartado entran, por ejemplo, si tienes que contratar a un abogado o pagar a un notario en alguna de las gestiones necesarias para el negocio.
  6. Las pólizas de seguro también son deducibles en la Renta 2017. Tanto si es un seguro médico como si es de responsabilidad civil.
  7. El recibo del teléfono, pero ojo, solo cuando la línea es de uso estrictamente profesional. Haz cuentas de lo que gastas porque quizá te convengan tener un móvil personal y otro profesional, lo que además te ayudará a desconectar del negocio, si es que los autónomos lo hacen alguna vez.

Si a pesar de desgravarte estos y otros gastos, la Declaración de la Renta 2017 te sale a pagar y no tienes liquidez momentánea, recuerda que con Monedo Now puedes conseguir préstamos con Asnef desde 750 euros hasta 5.000 en unos pocos minutos y de una manera muy sencilla.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.