¿Me conviene más ampliar una hipoteca o pedir un préstamo personal?

Hacer una pequeña reforma en casa, cambiar la cocina o afrontar algún gasto inesperado son situaciones a las que muchas personas se enfrentan y con las que le surge una duda: ¿es más conveniente ampliar mi hipoteca o pedir un préstamo personal? Al necesitar financiación los hay que piensan que ya que están pagando un hipotecario todos los meses, lo más fácil es ampliarla y así tener un solo pago. Pero cuidado, porque este pensamiento si se hace sin comparar puede llevarte a estar pagando de más.

Antes de ampliar tu hipoteca te conviene saber que esta operación, que se conoce por el término de novación, acarrea unos gastos que quizá van a ser superiores a los intereses de un préstamo personal. Estos son los costes que tiene una novación:

  1. Comisión de novación. Se suele negociar al firmar las condiciones de la hipoteca antes de su concesión. Lo más usual es que oscile entre el 0 y el 1% del capital que queda por amortizar.
  2. Tasación. Al ser un aumento de la hipoteca la entidad bancaria puede pedir una nueva tasación de la vivienda, aunque no en todos los casos ocurre. Cada agencia de tasación tiene sus propias tarifas, por lo que depende de la que se elija.
  3. Gastos de gestoría. Por encargarse de hacer los trámites necesarios ante las distintas instituciones se cobra una cantidad que depende de cada gestoría. préstamo personal
  4. Gastos de notaría. Hay que hacer una nueva visita al notario para que dé fe de los cambios, con los gastos que ello acarrea. Puede ser entre el 0,2% y el 0,5% del capital prestado.
  5. Registro de la propiedad. Al tener que modificarse la anotación de la hipoteca que pesa sobre una propiedad hay que pagar por ello. Suele ser, aproximadamente la mitad de lo que cuestan los gastos de la notaría.
  6. Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. El pago de esta tasa depende de la Comunidad Autónoma en la que se realice la operación. Suele rondar el 0,5% del importe debido.

Aunque cada caso es diferente y no hay una única respuesta sobre si es mejor una ampliación de la hipoteca o solicitar un préstamo personal por lo general la novación generalmente solo suele convenir cuando se está en los últimos años de la hipoteca o si se disponen de los ahorros necesarios para hacer frente a los gastos.

Además hay que tener en cuenta que haber firmado una hipoteca no significa que la entidad bancaria esté dispuesta a ampliarla, ya que puede considerar que la situación financiera del cliente no es la más adecuada para asumir ese coste, por lo que puede denegarla. En este caso el préstamo personal es una solución para conseguir el dinero.

Otro de los factores a estudiar antes de decidirse por ampliar la hipoteca o solicitar un préstamo personal es la cantidad que se necesita. Si no es muy alta, los créditos como los que ofrece Monedo Now de hasta 5.000 euros son una solución más fácil, rápida y sin tantos gastos asociados ni gestiones.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personalantes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.