El comercio minorista ha recurrido a préstamos por el coronavirus

El estado de alarma decretado por el Gobierno como medida para luchar contra el coronavirus hizo que el comercio minorista tuviera que bajar la persiana de sus establecimientos durante varias semanas. Días en los que los ingresos cayeron a cero, pero en los que los gastos seguían llegando. Algunos negocios encontraron en las ventas por internet una pequeña ventana por la que dejar entrar un poco de aire, pero a otros esta crisis les encontró con el pie cambiado en lo que se refiere a comercio online por lo que su capacidad de reacción ha sido menor o nula. De hecho, según la II Encuesta de Comercio-COVID-19 realizada por la Confederación Española de Comercio (CEC) el 68,8% de los preguntados aseguran no haberla podido realizar. Y de los que sí han estado vendiendo por internet, el 91,5% afirma que eso no les ha permitido mantener la facturación.

Ahora que poco a poco se va volviendo a lo que ha venido en llamarse la nueva normalidad han tenido que adaptar los locales a ella y a los requisitos sanitarios que se pedían, por lo que han tenido que hacer un desembolso, tras una temporada de pocos o nulos ingresos. Estas circunstancias han hecho que el comercio minorista se haya visto abocado a pedir préstamos para poder salir adelante y tener algo de futuro.

Las dificultados del comercio minorista para pedir un crédito

comercio minorista

En concreto, el 52,2% del comercio minorista ha tenido que solicitar un crédito a entidades bancarias debido a la crisis del coronavirus, según el estudio de la CEC. Del mismo se desprende también que al 32% de los encuestados le ha resultado complicada la tramitación para pedir el préstamo y el 11,3% ha visto como su solicitud era rechazada.

Uno de los gastos fijos con los que se encuentran muchos dueños de comercio minorista es el alquiler del local. El Gobierno aprobó una moratoria para este tipo de locales cuando el propietario del mismo fueran empresas, entidades públicas de vivienda o grandes tenedores, es decir que poseyeran más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2. Según la encuesta el 26,9% no ha podido llegar a un acuerdo con el arrendatario, por lo que ha debido seguir pagando lo mismo, un 11,4% sí que pudo aplazar el pago, el 15,2% obtuvo una rebaja y el 7,3% una condonación de la deuda. El 33,7% no se planteó esta posibilidad al ser los dueños del local donde está su negocio o tener una hipoteca firmada con el banco.  Preguntados por esta ayuda, el 63,3% de los sondeados considera que debería complementarse con otras.

Como refleja la encuesta, uno de los grandes problemas a la hora de solicitar un préstamo en una entidad bancaria es la dificultad de los trámites, por no hablar del tiempo que hay que esperar hasta que te llega la decisión de aprobado o denegado y finalmente el dinero a la cuenta. Sin embargo, en Monedo Now los pasos a seguir para solicitar un crédito online son muy sencillos, los puedes hacer desde el ordenador de casa o tu teléfono móvil y la respuesta la obtienes a los pocos minutos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.