Comparar préstamos: qué, dónde y cómo compararlos

Cuando se ha decidido pedir dinero a una entidad financiera, lo habitual es hacer una comparativa de los préstamos que se ofrecen en el mercado para saber cuál se adapta mejor a las circunstancias personales de cada solicitante. No molestarse en comparar préstamos, de hecho, lo incluimos en el top five de fallos a la hora de pedir crédito en el post Elegir un préstamo: ¡no cometas estos 5 errores!. Porque un préstamo a interés más bajo que otro puede resultar muy atractivo en principio, pero podríamos acabar pagando más por el si no atendemos a otras cuestiones.

A continuación, en el blog de Monedo Now queremos facilitarte la tarea de comparar préstamos, dándote unas pautas sobre en qué te tienes que fijar para que la comparación dé buenos resultados y mostrándote algunas páginas dónde compararlos.

Qué tener en cuenta para comparar préstamos

Lo primero que hay que tener claro, es que cumplimos los requisitos para pedir un préstamo. Luego, para conseguir la mejor oferta, al comparar préstamos hay que fijarse bien en qué ofrece cada banco, caja de ahorros o entidad financiera privada y valorar cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. Así, hay que poner atención a:

  1. La TIN o Tasa de Interés Nominal: Lo que nos cobrará la entidad financiera por dejarnos el dinero, que suele ser un porcentaje fijo sobre el capital prestado. Puede ser anual o mensual y es importante comprobar en el contrato del préstamo que esto queda bien especificado, ya que nuestro préstamo será más caro dependiendo de si es una u otra.
  2. Las comisiones: Otro coste porcentual del dinero prestado que cobran algunas entidades por tramitar el préstamo. Pueden ser de apertura (por tramitar la concesión del préstamo), de estudio (por valorar su solicitud), de amortización anticipada (penalización que suele cobrar el prestamista para recuperar los intereses que deja de ingresar cuando queremos amortizar capital para cancelar un préstamo antes del tiempo contratado) y/o gastos de notario (si el prestamista exige su presencia para firmar el préstamo; no esta incluida en la Tasa Anual Equivalente o TAE).
  3. La TAE: Porcentaje resultante de una fórmula matemática normalizada que tiene en cuenta la TIN, las comisiones y el plazo del préstamo, pero nos los gastos a terceros o los productos vinculados. A mayor TAE, más caro nos saldrá el crédito.
  4. Los productos vinculados: Aunque no sea un requisito en Monedo Now, algunos bancos tradicionales suelen exigir la contratación de otros productos suyos (seguros de vida, de impago, depósitos…) o la domiciliación de la nómina antes de conceder un crédito. comparar_préstamos_small
  5. Comodidad en la solicitud y agilidad con la entrega de dinero: Los trámites en un banco o caja tradicional siempre son más largos e incómodos que en una entidad de financiación online, como puede ser Monedo Now. Frente a las molestas colas, papeleos y esperas, en Monedo Now sabrás en cuestión de minutos si tu préstamo ha sido aprobado y si la respuesta es afirmativa, no tardarás mucho más en tenerlo en tu cuenta.

Dónde comparar préstamos

En la era digital resulta mucho más fácil comparar préstamos gracias a Internet. En un momento en el que prácticamente todas las empresas y negocios tienes página web (de no ser así casi se podría decir que no existen), podemos comparar préstamos buscando página a página entre los prestamistas las condiciones que mejor se adapten a nosotros, o bien podemos acudir a alguno de los numerosos buscadores que hay en la red. Entre los más aclamados se encuentran:

  1. Rastreatror: Nacido en 2009, permite a los usuarios comparar préstamos focalizando en la cantidad que se necesite y el dinero que se esté dispuesto a pagar al mes. Antes de acceder a su simulador, solicita que se rellene un breve formulario ‘para encontrar el préstamo que más se adapta a tus necesidades’, apuntan en su web.
  2. Helpmycash: Permite comparar ‘en cinco minutos’ los préstamos más económicos del mercado. Su simulador permite filtrar por finalidad, precio o importe del préstamo personal.
  3. Bankimia: Que desde febrero ha pasado a llamarse CrediMarket y asegura comparar entre más de 40 entidades financieras. En un primer simulador pregunta para qué necesitas el dinero y da varias opciones a elegir. Luego, en un segundo simulador pregunta cuánto dinero necesitas; en el tercero cuáles son tus ingresos mensuales; luego, tu situación laboral; luego, si estás en ASNEF; acto seguido el nombre y apellidos, teléfono y, finalmente, la dirección de e-mail.
  4. OCU: La Organización de Consumidores y Usuarios tiene su propio comparador de créditos y es tan sencillo como escribir en su simulador la cantidad que necesitas y el plazo a devolver.
*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.