¿Qué son los créditos preconcedidos?

Con la llegada de las vacaciones, u otras fechas señaladas en el calendario, hay clientes de bancos que reciben una notificación en la que se les informa de que tienen a su disposición una cantidad determinada a la que pueden acceder rápida y cómodamente con solo hacer un par de gestiones. Es lo que se conoce como créditos preconcedidos. Están pensados para clientes sin impagos en su historial financiero y que necesiten el dinero para un imprevisto, para pagar un viaje, hacer frente a una pequeña reforma del hogar o la compra de algún electrodoméstico.

A diferencia de lo que ocurre cuando un cliente solicita un préstamo normal, en el caso de los créditos preconcebidos es la propia entidad la que los ofrece. Pero no a cualquier persona. Para que los bancos ofrezcan a sus clientes un crédito preconcebido estos tiene que cumplir una serie de requisitos. Los que suelen exigir la mayoría de las entidades financieras son, a grandes rasgos, los siguientes:

  1. Llevar un tiempo vinculado a la entidad.
  2. Tener un historial crediticio impecable.
  3. No haber tenido descubiertos en la tarjeta de crédito.
  4. Tener domiciliada la nómina, varios recibos o poseer tarjetas del banco.
  5. Disponibilidad de liquidez.

En resumen, se ofrecen a clientes que las entidades consideran modélicos y que suponen no tendrán problemas para devolverlos.

La cantidad que se ofrece suele ser personalizada para cada cliente según los estudios que el banco tiene sobre su historial financiero. El tipo de interés suele rondar el 10%, es decir mayor que el de un crédito normal, aunque al igual que la cantidad y el plazo para devolverlo depende de cada cliente.

El que esté preconcedido no significa que el banco finalmente dé el préstamo al cliente. Puede ocurrir que una vez estudiada la solicitud la entidad lo deniegue si en los últimos meses el cliente ha tenido apuros a la hora de hacer frente a algunos pagos o si la liquidez de su cuenta ha bajado.

Ante la posibilidad de contratar un crédito preconcedido conviene tener claros antes los pros y los contras.

Ventajas de los créditos preconcedidos créditos preconcedidos

  1. El cliente tiene la cantidad necesaria en un corto plazo de tiempo.
  2. Los trámites para conseguirlos son fáciles ya que el banco tiene un estudio previo del cliente. A veces se puede contratar desde la página web de la entidad o desde los cajeros automáticos.
  3. No tienen una finalidad. El dinero se puede utilizar para lo que el cliente quiera.

Inconvenientes de los créditos preconcedidos

  1. Hay que ser cliente de la entidad.
  2. Tienen mayor interés que los préstamos normales.
  3. No se conceden a las personas con problemas de liquidez.
  4. Quedan excluidos los clientes que no tenga un buen historial crediticio, es decir que se hayan retrasado en el pago de sus créditos o facturas.
  5. Puede ser denegado en el último momento aunque sea la propia entidad la que lo haya ofrecido.

Si necesitas dinero rápido para hacer frente a un imprevisto y tu banco no te ofrece un préstamo preconcedido, una opción es acudir a Monedo Now, donde podrás obtenerlo de una forma sencilla. Además no tendrás que cumplir muchos de los requisitos que piden las entidades financieras para conceder este tipo de créditos.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.
Tagged in: