Endeudamiento inteligente: qué es y cómo conseguirlo

¿Puede ser un endeudamiento inteligente? Aunque a priori el binomio pueda resultar una contradicción en sí mismo, el endeudamiento inteligente, también llamado endeudamiento sostenible, existe y en Monedo Now vamos a explicarte en qué consiste.

El endeudamiento inteligente es aquel en el que pedimos dinero prestado para invertir y no para gastar; es decir, solicitamos un crédito con la intención de recuperar el dinero prestado más un margen razonable. Un buen ejemplo sería el de contraer una deuda para comprar una furgoneta. Si esa furgoneta la empleamos en nuestro trabajo, para hacer repartos o transportes, de forma que nos dé una rentabilidad, se puede considerar un endeudamiento inteligente. Pero si la furgoneta en cuestión la empleamos en ir de vacaciones, entonces se considera un gasto a secas.

El endeudamiento inteligente es aquel con el que esperamos recuperar el dinero pedido, más un un margen razonable

En este sentido, también podemos hablar de endeudamiento inteligente aquel cuando se produce con la intención de hacer crecer un negocio o mejorar un servicio para consolidarlo y afianzarlo en el mercado.

Otras formas de endeudamiento inteligente

No obstante, hay otras formas de endeudamiento que se pueden considerar inteligentes o no, atendiendo a los intereses y la forma de financiación, o al número de deudas que podamos llegar a acumular. Empezando por esto último, parece obvio que lo más inteligente es tener solo una deuda frente a varias. Por eso, la mejor forma de adquirir un endeudamiento inteligente es no pedir ningún crédito si tenemos otro pendiente de liquidación. Además, conviene estudiar bien en qué vamos a invertir el dinero de un crédito, ya que resulta poco aconsejable endeudarse para comprar un bien de consumo rápido, que luego estaremos pagando durante más tiempo del que nos gustaría.endeudamiento_inteligente

Algo que resulta fundamental para poder llamar a un endeudamiento inteligente es mirar y calcular bien el precio del préstamo. A este respecto, los expertos coinciden en recordar que para tener una buena salud financiera, el pago total de la letra de un crédito (con intereses, comisiones, seguros y demás gastos) no debe superar nunca, bajo ningún concepto el 35% o 40% de nuestros ingresos mensuales. Es necesario asegurarse de no sobrepasar este porcentaje para poder llegar a fin de mes con solvencia, sin que la deuda nos suponga un problema.

El importe mensual de la deuda no debe sobrepasar el 35%-40% de los ingresos mensuales

Finalmente, pero no por ello menos importante, tenemos que tener muy claro que contratar un préstamo personal implica ser responsable con su devolución. Así que lo primero a tener en cuenta antes de endedudarse es si realmente necesitamos aquello en que lo vamos a emplear. Si la respuesta es afirmativa, habrá que contar con una cierta seguridad respecto a ingresos que nos aseguren el pago de la deuda.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar