Entidades de crédito: por qué son importantes en la economía española

Son entidades de crédito aquellas empresas que entre sus actividades incluyen la concesión de créditos a terceros. Su primera definición y regulación quedó derogada por el Real Decreto Legislativo 1298/1986, de 28 de junio, para adaptar las normas legales en materia de Establecimientos de Crédito al ordenamiento jurídico de la Comunidad Económica Europea.

Según esta norma, son entidades de crédito las empresas que tengan “como actividad típica y habitual recibir fondos del público en forma de depósito, préstamo, cesión temporal de activos financieros u otras análogas que lleven aparejada la obligación de su restitución, aplicándolos por cuenta propia a la concesión de créditos u operaciones de análoga naturaleza”. Y también “toda empresa o cualquier otra persona jurídica, distinta de la recogida en el párrafo anterior, que emita medios de pago en forma de dinero electrónico”.

Atendiendo a este reglamento, en el sistema español se consideran entidades de crédito:

a) El Instituto de Crédito Oficial.

b) Los Bancos.

c) Las Cajas de Ahorros y la Confederación Española de Cajas de Ahorros.

d) Las Cooperativas de Crédito.

e) Los Establecimientos Financieros de Crédito.

f) Las Entidades de Dinero Electrónico.

Bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito forman un subgrupo dentro de las entidades de crédito conocido como entidades de depósito. Esto es porque son las únicas entidades de crédito con capacidad para captar depósitos del público.

Entre las principales funciones de las entidades de crédito están la recepción de depósitos u otros fondos reembolsables, los préstamos (créditos al consumo, créditos hipotecarios, anticipo del cobro de facturas o factoring, financiación de compras) y la emisión y gestión de medios de pago, como tarjetas de crédito, cheques de viaje o cartas de crédito, por citar algunas.

La importancia de las entidades de crédito en España

La importancia de las entidades de crédito en España radica en su disposición a dar liquidez a sus clientes, previo acuerdo por ambas partes de unas condiciones recogidas en un contrato. La facilitación del dinero incentiva el consumo y, en consecuencia, fortalece la economía del país.

El crédito incentiva el consumo, aumenta el tejido empresarial y da confianza al sistema financiero de un país

A nivel macroeconómico, los créditos facilitan operaciones empresariales, aseguran la subsistencia de muchos negocios e incluso propician la creación de nuevas compañías. El aumento del tejido empresarial aporta confianza al sistema financiero del país y, en consecuencia, este se vuelve más atractivo para inversores extranjeros.

entidades de crédito (s)A nivel microeconómico, las entidades de crédito permiten a las familias el acceso a bienes, generalmente duraderos y de precios elevados, que de otra forma no hubieran podido conseguir. Es el caso de los préstamos hipotecarios para comprar viviendas o de los préstamos al consumo para, por ejemplo, coches. Ambos son créditos que conceden bancos y cajas, se resuelven a medio y largo plazo, y suelen acarrear numerosos papeleos y dilatados plazos de tiempo.

Para las entidades de crédito, el beneficio está en los intereses que perciben por el préstamos del dinero, previamente aprobado por prestador y prestatario. En la negociación resulta imprescindible la confianza por ambas partes, puesto que en el caso de los prestamistas la morosidad es un peligro real y en el de los prestatarios, el ser sorprendidos por comisiones a las que no puedan hacer frente sin agobios.

Afortunadamente, el desarrollo de las sociedades modernas, y con ellas de los sistemas financieros, ha permitido la entrada en el tablero de juego de nuevas entidades de crédito que operan totalmente online de forma rápida y segura. Reducen los tiempos de espera y facilitan el dinero para el consumo, sin pedir explicaciones, sobre el destino del dinero. Como Monedo Now, que da créditos online desde 750 hasta 5.000 euros, a devolver en un plazo de entre seis y 48 meses, en las cuotas que mejor se adapten a tu situación. D

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.