Qué préstamo hipotecario te conviene: ¿fijo o variable?

Lanzarse a solicitar un préstamo hipotecario supone haber despejado unas cuantas incógnitas, la primera de ellas decantarse por un tipo fijo o variable. Esto significa elegir entre pagar siempre los mismos intereses durante toda la vida del préstamo, en el primer caso, o revisar las cuotas en función de los movimientos del Euribor (el tipo medio de interés al que se prestan euros entre sí los bancos europeos) o el referencial pactado en cada caso particular, en el segundo. Y luego están las hipotecas mixtas, que ofrecen un periodo plurianual fijo para después aplicar un tipo variable.¿Cuál es la mejor opción? Depende de lo que queramos y podamos asumir. En Monedo Now te damos los datos para que valores si te conviene más un préstamo hipotecario fijo o uno variable y decidas según tu situación.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 76,6% de las hipotecas que se constituyeron en junio del año pasado utilizaban un tipo de interés variable, frente al 23,4% de tipo fijo. Pero solo cinco meses después, en noviembre, la segunda modalidad ya caracterizaba el 31,8%.

Cada vez más se contratan préstamos hipotecarios a un interés fijo, con una cuota de más del 38% en febrero, si bien los préstamos hipotecarios a interés variable siguen siendo los preferidos por los consumidores

En la misma dirección van las cifras de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que establece la tasa de préstamos hipotecarios a tipo fijo en noviembre de 2016 en poco más de un 30%, frente al 5,7% de 2015. La tendencia de contratar préstamos hipotecarios a tipo fijo es al alza, si bien los préstamos variables siguen siendo los favoritos de los hipotecados según la AHE, con 42,8% de los contratos. El 27% restante corresponde a hipotecas mixtas, que suelen tener un tipo fijo inicial entre uno y diez años y un interés variable el resto del tiempo.

¿Qué tipo de préstamo hipotecario es mejor?

Tal y como afirman en la Organización de Consumidores y Usuarios, no hay una regla fija para decir si son mejores los préstamos hipotecarios fijos o los variables: “la elección depende de las circunstancias de cada momento”. Hay que tener en cuenta que aunque ahora el Euribor está en mínimos históricos y en terreno negativo, en los tiempos más álgidos de la burbuja inmobiliaria superó el 5%.

préstamo_hipotecario-compressed

Lo que bajo ningún concepto se aconseja desde la OCU, que en su página web ofrece la ayuda de una calculadora de préstamos hipotecarios, es la contratación de un préstamo hipotecario a un tipo mixto: “ofrecen un tipo fijo los primeros años, privando a los hipotecados de los bajos tipos de interés actuales, y uno variable después, cuando las subidas son más probables”, explican desde la organización de consumidores, para luego añadir: “Y tampoco interesa firmar hipotecas variables con un tipo inicial más alto en los primeros años”.

Respecto a elegir un interés fijo o variable, la OCU recomienda tener en cuenta las perspectivas sobre la evolución de los tipos de interés. Es decir, estos se mantienen bajos mientras se consolida la recuperación económica, pero la previsión es que suban de forma paralela a la mejora de la economía.

Por su parte, expertos consultados por El País o por el portal inmobiliario Idealista recomienden los préstamos hipotecarios variables a las personas ahorradoras, porque sabrán aprovechar las bajadas del Euribor para aumentar su capital, mientras que los préstamos hipotecarios a un interés fijo serían productos más seguros para aquellos que tienen mayores problemas para ahorrar, aunque salgan más caros que los préstamos hipotecarios variables, ya que al tener siempre la misma cuota garantizan que no haya sobresaltos con los pagos. De hecho, los últimos datos publicados confirman la tendencia al alza a contratar préstamos hipotecarios a un interés fijo, que supusieron un 38,3% de las hipotecas en febrero.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.