Todo lo que debes saber antes de montar una startup

Dicen que las crisis agudizan el ingenio y muestra de ello es el creciente número de startups que han nacido en estos últimos años. Solo en 2015, se invirtieron en España 596 millones de euros en startups, lo que supone un aumento de casi el 83 % con respecto a la cifra registrada el año anterior.

El sector más popular dentro del ‘ecosistema startup’ es el e-commerce o, lo que es lo mismo, el comercio electrónico, seguido por el sector de las aplicaciones y los dispositivos móviles, y por el mundo de las comunicaciones.

Puede que, en estos momentos, te estés planteando engrosar estas cifras y crear tu propia startup. Si no tienes experiencia previa, lo más seguro es que te inunden las dudas y por eso, en este post de Monedo Now, vamos a tratar de resolver todas tus preguntas y a explicarte todo lo que debes saber antes de montar una startup.

7 cosas que deberías saber antes de crear una startup

Antes de montar una startup debes tener muy claros los siguientes puntos:

  1. Ten clara tu idea. Lo primero y más importante es tener clara tu idea de negocio. Para ello, tienes que plantearte estas cuestiones: ¿Qué quiero ofrecer? ¿A través de qué medio? ¿En qué me voy a diferenciar del resto? ¿Cómo voy a obtener beneficios? Es fundamental saber hacia dónde te diriges para poder construir tu startup sobre unos pilares fuertes, capaces de resistir todos los envites que puedan venir a lo largo del tiempo.
  2. Investiga el mercado. La investigación de mercado sirve para obtener información que desconocemos o para despejar dudas sobre el sector y el nicho de negocio al que nos queremos dedicar. Además, funciona como una herramienta básica para explorar nuevas oportunidades de desarrollo y para entender mejor cómo se comporta el cliente. Puedes hacerla tú mismo o encargársela a un profesional, que se encargará de estudiar a fondo tu competencia y de dibujar el perfil de tus futuros clientes. Una vez completada, la investigación de mercado se convertirá en conocimiento y te orientará tanto a la hora de poner en marcha tu proyecto, como en las diversas fases de su desarrollo.
  3. Concreta tu público objetivo. Con la investigación de mercados hecha, podrás acotar con precisión quién es tu público objetivo, es decir, a qué tipo de consumidor concreto se dirigen tus productos o servicios. Es importante que seas capaz de delimitarlo al máximo y que no intentes llegar a todo el mundo, porque ya se sabe: quien mucho abarca, poco aprieta. Intenta definir a tu consumidor en detalle: sexo, edad, situación familiar, formación, nivel adquisitivo, intereses… Cuanto más te aproximes a él, más fácil te resultará trabajar para poder ofrecerle exactamente lo que está buscando.
  4. Estructura tu negocio. Antes de empezar deberás decidir qué tipo de estructura legal va a definir tu proyecto ¿Serás tú el único propietario o vas a crear una asociación con otras personas? ¿Qué tipo de responsabilidad tendréis cada uno? Las decisiones futuras sobre la financiación se verán afectadas por el tipo de estructura que elijas, así que no puedes tomar esta decisión a la ligera. Además, concretar una estructura te ayudará a desarrollar un plan de negocio,
  5. 7 cosas que deberías saber antes de crear una startupPlantéate qué recursos necesitas. Para poner en marcha un negocio se necesitan recursos humanos, materiales y financieros. Los recursos humanos no son sino aquellas personas que componen una empresa y que son las responsables de la ejecución y el desarrollo de las tareas que la ponen en funcionamiento. Según la función que desempeñe y el nivel de responsabilidad que tenga cada miembro de la startup, desarrollará un cargo de mayor o menor relevancia. Al tratarse de empresas pequeñas (al menos, en su comienzo), las relaciones laborales entre sus miembros son más cercanas, lo cual ayuda a detectar mejor los problemas y a buscar soluciones rápidamente. Por otro lado, debemos indicar qué recursos materiales nos hacen falta para poder arrancar nuestro negocio: instalaciones, equipos, materias primas, vehículos… Y, ya por último, no nos podemos olvidar de estudiar los recursos financieros que vamos a requerir, es decir, del dinero que necesita nuestra startup para empezar a desarrollar la actividad.
  6. Márcate unos objetivos de negocio. Para poder comprobar tu progreso a lo largo del tiempo, lo mejor es elaborar un plan de negocio que concrete cuáles son tus metas a corto, medio y largo plazo. Lo idóneo es establecer objetivos mes a mes o trimestre a trimestre, de forma que puedas actuar a tiempo en el caso de que las cosas no vayan por el camino que esperabas. Para orientarte sobre cómo diseñarlo puedes buscar modelos y ejemplos en Internet, o bien recurrir a libros como ‘Anatomía de un plan de negocio’, de Linda Pinson; ‘El plan de negocios’, de Antonio Borello o ‘El éxito de un plan de negocios: secretos y estrategias’, de Rhonda Abrams.

Por favor ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Tagged in: