Ingreso mínimo vital: averigua si puedes pedirlo

La crisis desatada por el coronavirus ha supuesto un mazazo para muchos hogares españoles que han visto como casi de un día para otro sus ingresos se reducían a cero mientras los gastos seguían llegando. Una de las imágenes que deja esta pandemia, además de las calles vacías y los ciudadanos con mascarillas, es la de las filas de personas aguardando su turno para recoger comida en los bancos de alimentos. Para garantizar la entrada de algo de dinero en muchas viviendas, que en algunos casos ya venían arrastrando una situación de necesidad desde antes del confinamiento, el Gobierno aprobó hace unas semanas el ingreso mínimo vital, que obtuvo la luz verde del Congreso el 10 de junio, y ya hay familias que han empezado a percibirlo. Si quieres saber quién puede solicitarlo, te lo contamos a continuación.

El ingreso mínimo vital es una prestación mensual para los hogares en riesgo de pobreza y lo gestiona la Seguridad Social. Cuando se aprobó, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que llegaría a unos 850.000 hogares en los que viven 2,3 millones de personas. Con esta ayuda se pretende cubrir la diferencia entre los ingresos familiares y el umbral fijado para este tipo de hogares que se ha llamado renta garantizada. A raíz de esto debes tener claro dos cosas. Una, que cobrar un sueldo no te excluye directamente de recibir esta prestación. Puedes tener un trabajo y aún así percibir la ayuda. Dos, el cálculo se hará teniendo en cuenta a todos los miembros del hogar. Si por ejemplo tú ganas muy poco o nada pero tu pareja tiene un buen sueldo puede que os paséis del límite fijado.

Desde 461 euros a 1.015 euros podrán percibirse dependiendo de la situación

Ingreso mínimo vital

La cuantía del ingreso mínimo vital se sitúa entre los 461,5 euros para un adulto que viva solo y los 1.015 euros de un hogar de cinco miembros. Por cada persona adicional se amplía la cantidad inicial en 139 euros y para las familias monoparentales se ha establecido una renta entre 700 y 977 euros, dependiendo del número de hijos.

Requisitos para el ingreso mínimo vital

Para poder solicitar el ingreso mínimo vital debes ser residente en España y tener entre 23 y 65 años. Además, tienes que haber vivido al menos 3 años de forma independiente y haber cotizado un año en la Seguridad Social. Las personas de 18 años con hijos a su cargo también pueden cobrarlo si llevan un año de residencia en el país. Para poder recibirla hay que hacer la declaración de la Renta y no se puede salir de España más de 15 días sin haberlo comunicado previamente. A la hora de la solicitud tendrás que presentar el libro de familia y el padrón para certificar quiénes componen el hogar y evitar así fraudes.

Para comprobar si cumples los requisitos económicos para que te concedan el ingreso mínimo vital se te hará lo que se llama un test de patrimonio neto, es decir los ingresos que tienes menos las deudas y se descuenta el valor de la vivienda. El patrimonio neto no debe exceder en tres veces la renta anual percibida. No se tienen en cuenta las ayudas económicas públicas finalistas -como becas de estudio, ayudas por vivienda, ayudas de emergencia, etc- que se hayan concedido para poder cubrir una necesidad específica, así como es compatible con otras ayudas que pongan en marcha las comunidades autónomas o los ayuntamientos. La Seguridad Social tiene en su web un simulador en el que introduciendo los datos que te piden puedes saber si tienes derecho a cobrar el ingreso mínimo vital y qué cantidad te correspondería.

Se puede cobrar un sueldo y recibir el ingreso mínimo vital, no es incompatibe

Si ves que cumples los requisitos y aún no lo has pedido no te preocupes, todas aquellas solicitudes que se cursen hasta el 15 de septiembre se cobrarán con carácter retroactivo desde el 1 de junio. La petición se puede hacer por internet a través de la página web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con una aplicación de móvil o mandando la documentación por correo ordinario. Muchos ayuntamientos también han firmado un convenio de colaboración con el Gobierno para ayudar a sus ciudadanos y puedes acudir a los Servicios Sociales municipales si tienes dudas.

Mientras que gestionas la solicitud del ingreso mínimo vital y te llega finalmente el dinero a tu cuenta puede que pasen unas semanas. Si durante ese tiempo tienes que hacer frente a gastos, recuerda que puedes pedir uno de los préstamos sin nómina que ofrece Monedo e ir devolviéndolo en los siguientes meses en cuotas que se ajustan a tu situación financiera.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.