Carnaval de Cádiz: todo lo que debes saber

Lo primero que debes saber sobre el Carnaval de Cádiz que más que una fiesta es una forma de vida. De hecho, desde hace unos años el Ayuntamiento lanza una campaña publicitaria por estas fechas en las que recuerda que estos días no son un botellón enorme por toda la ciudad. Por supuesto que hay momentos para las copas y una carpa para acoger a los que quieran bailar hasta el amanecer. Pero no cometas el error de ir hasta allí el sábado por la noche, beber en alguna plaza y volverte cuando despunte el día. Te estarás perdiendo la verdadera esencia del Carnaval de Cádiz.

¿Cuándo se celebra el Carnaval de Cádiz?

Este año se celebra oficialmente del 20 de febrero al 1 de marzo, aunque la realidad es que desde semanas antes ya se respira en las calles el ambiente carnavalero. Ayuda mucho a ello el concurso de agrupaciones que se celebra en el teatro Falla y cuya final, el día 21, supone el pistoletazo de salida a más de una semana de coplas por las calles. Esta es otra de las cosas importantes que debes saber del Carnaval de Cádiz. En la competición oficial que alberga ‘el templo de los ladrillos coloraos’, como se conoce también al Falla, hay 4 modalidades: cuartetos, chirigotas, comparsas y coros. Estos últimos tienen sus días grandes el domingo y el lunes cuando, subidos en unas carrozas llamadas bateas, recorren algunas calles del centro cantando sus coplillas.

Si no tienes disfraz basta con que te pintes unos coloretes rojos

Carnaval de Cádiz

Debes saber también que no existen solo las agrupaciones que cantan en el concurso oficial, también hay las denominadas ilegales que te puedes ir encontrando en muchas esquinas del casco histórico mientras interpretan su presentación, pasodobles, cuplés o popurrí. Si es la primera vez que visitas el Carnaval de Cádiz y te encuentras alguna, párate a escuchar, aunque quizá no puedas comprender la letra al cien por cien por las segundas intenciones o por tratar un tema local. Pero merece la pena presenciar lo que genuinamente es el Carnaval en la calle.

Puede que mientras estás presenciando alguna de estas actuaciones notes que la gente de tu alrededor viste ropa normal pero llevan en cada moflete un círculo rojo. Se puede decir que pintarse esos coloretes, que es como se llaman, es una manera de estar también disfrazados. Y no esperes, aunque seguro que los hay, disfraces lujosos al estilo Venecia. Para los gaditanos un mono azul de trabajo y una careta ya es un disfraz. Los mejores son los más ocurrentes que tienen un doble sentido. La imaginación en esa tierra es muy rica y nunca deja de sorprender.

Para llegar a Cádiz es preferible el transporte público al coche

Como datos prácticos debes saber que para llegar a Cádiz, una ciudad donde aparcar todos los días del año supone un ejercicio de paciencia si no vas directo a un parking, lo mejor es optar por el transporte público. Ya sea el tren de larga distancia, (desde Madrid el Alvia ida y vuelta cuesta sobre 120 euros), cercanías o en autobús desde alguna localidad cercana. Esta última es la opción más barata para también para alojarte. De hecho, mientras en la ciudad ya es difícil encontrar un lugar para dormir el primer fin de semana por menos de 240 euros, en Chiclana lo puedes hacer por unos 120 euros las dos noches y en Puerto Real por 150 euros.

Si el alojamiento en Cádiz se te va de presupuesto, una buena opción es quedarse en Chiclana o Puerto Real y coger el cercanías hasta Cádiz

Si aún no conoces el Carnaval de Cádiz anímate a bajar hasta ese rincón del sur y dejarte llevar por el buen ambiente que inunda la ciudad en estas fechas. Es verdad que tras la cuesta de enero puede que tus cuentas no estén para un gasto extra, pero piensa que puedes pedir uno de los préstamos sin aval de Monedo Now e ir devolviendo el dinero a plazos en los próximos meses. Podrás comprobar por ti mismo que esta fiesta es mucho más que lo que puedas leer en cualquier texto como este.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.