Feria de Sevilla: lo que tienes que saber si vas por primera vez

Seguro que cada mes de abril, o en algunas ocasiones en mayo, has visto en la televisión reportajes sobre la Feria de Sevilla y has pensando un año tengo que ir. Si por fin te has decidido esto es lo debes saber si vas por primera vez.

1. Alojamiento, cuanto antes reserves, más variedad. En caso de que no tengas amigos o familiares con los que quedarte, lo mejor es que reserves alojamiento lo antes posible. Con un poco de tiempo puedes encontrar habitaciones a partir de 70 euros la noche en pensiones u hoteles de pocas estrellas. También existe en Sevilla, como en la mayoría de ciudades españolas, muchos alojamientos turísticos que puedes reservar desde ya.

2. Reserva rápido el tren a Sevilla y usa el transporte público una vez alli. Lo mismo ocurre si quieres llegar a Sevilla en AVE, no tardes en comprar el billete o te quedarás sin él. Si prefieres viajar en coche, lo mejor es que lo dejes aparcado donde te alojes y no lo muevas. Para ir a la Feria de Sevilla usa mejor el transporte público, las líneas de autobús y de metro se refuerzan en estos días para asegurar que todos lleguen al evento más esperado tras la Semana Santa en la capital andaluza.

3. Con invitación, mucho mejor. Para los sevillanos su caseta es su casa durante esa semana y por eso en la gran mayoría de ellas solo se puede entrar si te invitan. Es la norma y debes tenerlo claro, no vale la pena enfadarte con los vigilantes de seguridad porque no te dejan entrar. Existen, eso sí, casetas públicas a las que puedes acceder, como las de los partidos políticos, sindicatos, ONGs y distritos, es decir los barrios de Sevilla. Pero quizá en ellas no encuentres el ambiente que esperabas. Un truco es esperar a los últimos días de Feria de Sevilla que hay menos gente y algunos porteros son más comprensibles y te pueden dejar entrar en una caseta privada.

Feria de Sevilla

4. Qué ponerte. El atuendo, podríamos decir que oficial, de la Feria de Sevilla para las mujeres es el traje de gitana. Los hay de mil maneras, colores y estampados. En algunas tiendas de Sevilla o por internet puedes encontrar alguno por 200 euros por si te hace ilusión. Los hombres suelen ir con traje de chaqueta o americana. De hecho, hay casetas en las que te pueden pedir corbata para entrar. Obviamente puedes ir vestido como gustes, pero si no quieres desentonar ponte tus mejores galas.

5. Precios y platos típicos. Dependiendo de la caseta puede variar un poco el precio de la bebida y la comida. La jarra de rebujito, bebida estrella de la Feria de Sevilla, puede valer entre 8 y 12 euros. Cuidado con esta bebida que resulta de la mezcla de vino manzanilla o fino con una bebida gaseosa como el SevenUp o el Sprite. Bébela mejor en vaso pequeño, para que no se te caliente en la mano. Los platos más típicos son el jamón, las gambas, la tortilla de patatas, el pescado frito, los montaditos y los pimientos fritos. También es muy típico comer almendras fritas, muy recomendables entre comidas para no pasarte horas solo bebiendo. Un estómago lleno será tu aliado para durar más.

Si ya te has decidido a ir a la Feria de Sevilla pero no tienes ahora en este momento liquidez para afrontar los gastos que conlleva no te preocupes, puedes pedir un préstamo en Monedo Now. Y recuerda, es una fiesta, déjate llevar por el ambiente y disfruta.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.