Fiestas populares de verano que te sorprenderán

El verano en España es sinónimo de fiestas populares, ya sea en pueblos pequeños o en grandes ciudades. Las más comunes son las que se desarrollan en alguna plaza y culminan con un baile al son de una orquesta, unas agrupaciones musicales que especialmente en Galicia levantan pasiones. Pero entre verbenas, fuegos artificiales y puestos de comida nada sana, aunque riquísima, se cuelan fiestas populares que se diferencian por su originalidad o historia. Estas son algunas de ellas por si te apetece acercarte a conocerlas.

Fiestas populares con historia

Un viaje de mil años es lo que se hace cada agosto en Catoira, Pontevedra, al recordar la invasión vikinga que sufrieron. Para ello los habitantes de la zona se disfrazan de vikingos y, montados en barcos que recrean los de la época, desembarcan en la costa. A diferencia de la ocurrida siglos atrás, la batalla por conquistar la ciudad acaba con asaltantes y vecinos bebiendo vino, o tirándoselo por encima, en un ambiente festivo.

Una disputa está también detrás de otra de las fiestas populares más originales del verano, la del Cascamorras. En este caso se enfrentaron los habitantes de Guadix y Baza, Granada, por la imagen de una Virgen, que finalmente se quedó en la segunda. Cada 6 de septiembre el Cascamorras intenta recuperarla y llevarla a Guadix, pero los vecinos, armados con pinturas se lo impedirán. Al regresar tres días después a su localidad con las manos vacías, sus vecinos se lo harán pagar volviéndole a llenar de pintura. Una fiesta no recomendada para los que no les guste mancharse e ir siempre de punta en blanco.

fiestas populares

Sin salir de Granada hay otra de las fiestas populares que te sorprenderán en verano, esta vez porque pensarás que la siesta que te has echado ha durado demasiado y estás de repente a 31 de diciembre. En Bérchules se comen las uvas en agosto desde que en 1994 un corte del suministro eléctrico dejara a los vecinos sin las campanadas. Si siempre has querido vivir una Navidad, con sus polvorones y todo, sin pasar frío, esta es tu oportunidad.

Si eres de las personas a las que no les gusta ver ataúdes mejor ni te acerques en los últimos días de julio por San Xosé de Ribarteme. En esta localidad de Pontevedra se celebra una particular procesión con ataúdes en los que dentro se mete gente viva. Lo hacen para dar las gracias a la Virgen por haberles ayudado a curarse de alguna enfermedad grave. Sin duda, una de las fiestas populares más originales, aunque quizá no apta para aquellos supersticiosos con los temas de la muerte.

Y aunque el baile es algo común en todas las fiestas populares, en Anguiano, La Rioja, van un paso más allá o mejor dicho más arriba. Ocho jóvenes se suben a zancos de 50 centímetros para realizar una danza ancestral durante los actos en honor a la patrona de la localidad, del 21 al 25 de julio.

Este verano no te quedes sin ir a alguna de las miles de fiestas populares que se celebran por toda la geografía española. Con Monedo Now podrás obtener en apenas unos minutos el dinero que necesitas para hacerte una pequeña escapada.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.