El intercambio de casas, una original forma de ahorrar en tus vacaciones

Va llegando el momento de planear las vacaciones de verano y aunque ya casi puedes verte descansando en un lugar idílico, es mirar tu cuenta corriente y una nube gris se cierne sobre tus sueños. Viajar supone un desembolso importante de dinero y más si tienes familia. Por eso hay que buscar métodos originales para ir de vacaciones sin gastar mucho. La opción del intercambio de casas es una de las soluciones para cambiar de aires por unos días sin que tiemblen tus finanzas personales.

Esta opción consiste en instalarte en la casa de otra persona mientras ella se queda en la tuya de manera gratuita. Quizá te suene del argumento de la película The Holidays, protagonizada por Kate Winslet y Cameron Diaz. Es comprensible que haya personas que tengan reparos a que un desconocido duerma en su cama o abra sus armarios, pero si tú no tienes esos problemas, el intercambio de casas te permitirá irte de vacaciones con poco dinero.

Piensa que solo tendrás que pagar los billetes de avión o la gasolina del coche y te podrás ahorrar un buen pellizco si cocinas en casa. Es una buena opción, además, para aquellos que tengan niños ya que si intercambias con una familia que tenga menores te librarás de tener que cargar con el carrito o los juguetes.

Consejos para el intercambio de casas

intercambio de casas

En Internet puedes encontrar varias páginas en las que inscribirte para encontrar a otra persona que esté dispuesta a un intercambio de casas. Las hay gratuitas como Knok o Guest to guest y otras en las que hay que pagar una cuota anual, que es el caso de Intercambio Casa. Inscríbete en algunas de ellas y echa un vistazo a la oferta, quizá te convenga pagar una cantidad al año si así tienes acceso a más ofertas. Al igual que pasa con las páginas de buscadores de hoteles y restaurantes, en estas plataformas los usuarios dejan comentarios sobre sus experiencias para que así te puedas hacer una idea.

Ten en cuenta que las casas a intercambiar no son tan abundantes como las habitaciones de hoteles o los apartamentos turísticos y que no todas se ajustarán a las características que vayas buscando y a las fechas que te convienen. Por ello, si opta por el intercambio de casas debes planear tus vacaciones con suficiente tiempo. Esa antelación te permitirá también ahorrarte un dinero al comprar los billetes que nunca viene mal.

A la hora de dejar tu casa a la otra persona piensa cómo te gustaría que te trataran a ti. Dedica un rato a hacer una lista con la información básica de la casa como la contraseña del Wifi, el horario para sacar la basura o dónde guardas las toallas, por ejemplo. Con respecto a los armarios deja un hueco y algunos cajones para el invitado, así estará más cómodo y no tendrá que andar mirando entre tus cosas. Durante tu estancia en la casa ajena trata esta como si fuera tuya o incluso mejor.

Vencer tus reticencias y optar por un intercambio de casas te servirá para poder irte de vacaciones gastando poco más que el dinero del desplazamiento. Si en el momento de tener que comprar los billetes no dispones de liquidez, puedes pedir un préstamo en Monedo Now y en apenas unos minutos tendrás el dinero a tu disposición.

*Por favor, ten en cuenta que el contenido de este post no constituye asesoramiento financiero. Te recomendamos que consultes a tu asesor financiero personal antes de aplicar cualquier consejo o recomendación que figure en este post.