Top 7: los mejores destinos de nieve de España

La llegada de la primera ola de frío polar de noviembre a España ya ha tenido de blanco el Pirineo y la Cordillera Cantábrica, además de visitar el Sistema Ibérico y el Central. Si la tónica meteorológica no cambia en las próximas semanas, las estaciones de esquí y snowboard de nuestro país podrán empezar a abrir sus puertas a finales de este mismo mes, incluso unos días antes del Puente de la Constitución y la Inmaculada -fechas en las que normalmente se da el pistoletazo de salida a la temporada de nieve-.

¿Eres aficionado a los deportes de invierno? Entonces estamos seguros de que, aunque ya te queda poco, no ves el momento de agarrar tus esquís o tu tabla de snow y de comenzar a deslizarte por las blancas pistas. Para hacerte más corta la espera, te proponemos que consultes nuestro top 7 de los mejores destinos de nieve de España para que vayas eligiendo cuáles vas a visitar este invierno; además, te informamos del precio del forfait sencillo para adulto, aunque debes recordar que todos los resorts cuentan con ofertas y promociones que es recomendable consultar. Los hay para todos los gustos y niveles. ¡No te los pierdas!

 

1.      Baqueira – Beret

Era la preferida del rey Juan Carlos I en sus tiempos jóvenes y sigue siendo el lugar favorito de la alta sociedad española para disfrutar de la nieve. La estación de Baqueira-Beret, ubicada en el Pirineo ilerdense, en el Valle de Arán, acoge a una media de 750.000 esquiadores por temporada, para quienes pone en servicio 104 pistas que reúnen un total de 156 kilómetros esquiables.

Para atraer a semejante volumen de visitantes y mantener su tirón entre la jet set, Baqueira cuenta con numerosos atractivos, entre los que se incluyen unas instalaciones y servicios de primera calidad; una amplísima oferta comercial y de restauración; y un entorno natural privilegiado, que permite combinar la práctica de deportes de invierno con el senderismo o el turismo religioso, visitando iglesias y ermitas románicas y góticas.

  • Precio forfait: 50 euros.

 

2.      Sierra Nevada

Pradollano, en la base de la estación de esquí de Sierra NevadaLocalizada en una latitud donde la nieve es casi una rareza, Sierra Nevada solventa a golpe de altitud el hándicap de encontrarse en Granada, Andalucía, y convierte esta desventaja en un punto positivo que anima a sus visitantes a combinar una escapada de esquí con un paseo por la Alhambra. Y es que Pradollano, población donde se encuentra la base de la estación, se sitúa a 2.100 metros sobre el nivel del mar, mientras que la cota más alta nos hace subir hasta los 3.300 metros.

Sierra Nevada distribuye sus 102 kilómetros esquiables en 115 pistas aptas para todos los niveles. Niños y deportistas noveles pueden iniciarse en la práctica y ganar confianza en el áreas de Borreguiles, mientras que esquiadores y snowboarders experimentados se divertirán en la Laguna de las Yeguas o en la Loma de Dílar.

Además, Sierra Nevada puede presumir de un après-ski animadísimo y de asegurar un mayor número de días de sol que sus competidoras. Ventajas de encontrarse tan al sur.

  • Precio forfait: 47 euros.

 

3.      Formigal-Panticosa

Volviendo al Pirineo, y pensando en estaciones bien comunicadas y accesibles desde Madrid, nos encontramos con Formigal-Panticosa, en el Valle de Tena y que pertenece al municipio oscense de Sallent de Gállego. Su dominio esquiable se extiende a lo largo de 176 kilómetros, repartidos en 147 pistas, por lo que los más aventureros no se aburrirán si eligen este destino de nieve para pasar unas vacaciones de varios días, ya que se necesitan bastantes horas para recorrer toda la estación.

De hecho, en Formigal es imposible que te ataque el tedio, ya que este resort es el centro neurálgico de las actividades lúdicas de Aramón. Su après ski es apreciadísimo, y para sacarle todo el jugo que se merece es imprescindible comenzarlo por el bar Marchica, en el edificio de Sextas.

  • Precio forfait: 40,50 euros.

 

4.      Cerler

También perteneciente al consorcio Aramón, se encuentra en el valle de Benasque y, a pesar de su cercanía a Formigal, registra una afluencia de público menor que esta última, por lo que se trata del lugar ideal para encontrar tranquilidad. Y también para esquiar con fluidez, dado que más de la mitad de sus 68 pistas están diseñadas para esquiadores experimentados: 26 de ellas están catalogadas como rojas y 15 como negras.

Cerler tiene 79 kilómetros esquiables y presenta impresionantes vistas a cumbres que resuenan en nuestros recuerdos escolares (como el Aneto o la Maladeta), además de ofrecer la posibilidad de bajar entre pinos… una experiencia apta para los más habilidosos.

  • Precio forfait: 41,50 euros.

 

5.      San Isidro

Estación de esquí de San IsidroDestino ideal para gallegos, asturianos y leoneses por su ubicación geográfica, la estación de esquí de San Isidro se compone de cuatro sectores a diferentes alturas que permiten prolongar la temporada de nieve hasta, incluso, el puente del 1 de mayo. Requejines es la zona perfecta para los principiantes, mientras que los más exquisitos encontrarán la paz en medio del silencio y la belleza de Riopinos.

San Isidro dispone de 31 kilómetros esquiables y 31 pistas, a las que se suman varias zonas adoradas por los amantes del fuera-pista, como Los Tubos del Toneo o el Valle del Silencio. Por otro lado, degustar la afamada gastronomía leonesa (o la asturiana, si decides alojarte en la cara norte del macizo) supone un aliciente añadido que no cabe desdeñar.

  • Precio forfait: en torno a 30 euros.

 

6.      Alto Campoo

Sin salir de la Cordillera Cantábrica, pero trasladándonos hasta el límite provincial entre Palencia y Cantabria, vamos a parar a Alto Campoo, un imprescindible para planificar una escapada de fin de semana a la nieve. En Alto Campoo podrás esquiar junto al nacimiento del Ebro (el pico Tres Mares), conocer remontes históricos como Cuchillón o relajarte en el après ski de la populosa localidad de Reinosa (situada a 24 kilómetros).

Las 22 pistas de Alto Campoo se extienden a lo largo de 27 kilómetros. Orientarse en este resort es muy sencillo, ya que la mayoría de los trayectos desembocan en un área central de pistas azules que conducen sin sobresaltos hasta la base.

  • Precio forfait: 30 euros.

 

7.      Valdezcaray

Niños esquiandoPor último, te recomendamos una estación excelente para dar los primeros pasos en el mundo del esquí y el snow o para ir con niños: Valdezcaray, en el Sistema Ibérico y accesible desde la Sierra de la Demanda en La Rioja. Con 22 pistas y 23 kilómetros esquiables, los recorridos balizados de Colocobia y Campos Blancos son estupendos para que los practicantes noveles comiencen a soltarse y a ganar confianza y velocidad en sus bajadas. Entre tanto, no hay que perderse el precioso pueblo de Ezcaray, su arquitectura tradicional y los continuos eventos culturales que acoge a lo largo de todo el año.

  • Precio forfait: 28 euros.