Las 6 tradiciones de fin de año más originales del mundo | Monedo Now

Las 6 tradiciones de fin de año más originales del mundo

Estamos a punto de despedir 2016 y en cada rincón del mundo le diremos adiós de una manera diferente. Son muchas las tradiciones que se dan cita en la noche del 31 de diciembre, algunas más desconocidas que otras para los españoles. En Monedo Now vamos a viajar alrededor del globo para descubrir cómo se celebra la Nochevieja en los diferentes países del mundo. A continuación te explicamos cuáles son las tradiciones de fin de año más originales del mundo.

 

1. Platos rotos en fin de año en Dinamarca

Antiguamente en Dinamarca existía la tradición de romper platos viejos, en Nochevieja, contra la puerta de la casa de tus seres queridos. Cuantos más platos rotos aparecieran junto a la puerta de tu casa, más amigos te estarían deseando todo lo mejor para el año nuevo, por lo que, lejos de resultar molesto, se concebía como un auténtico signo de buena suerte. Estamos, desde luego, ante una de las tradiciones de fin de año más originales del mundo.

 

2. El fuego purificador de la Nochevieja

Hoguera de fin de año

Con el objetivo de acabar para siempre con todo lo malo que ha llegado durante el año que termina, en muchos países de Latinoamérica como Honduras, Perú o Ecuador se queman muebles, objetos y ropa vieja. De esta forma, se deja atrás lo viejo, para empezar el año con el espíritu renovado gracias a este fuego purificador, que da forma a una de las tradiciones de fin de año más originales del mundo.

Además, en muchos pueblos se prepara un muñeco de trapo en tamaño real que representa el año que está a punto de acabar y que recibe el nombre de ‘Año viejo’. En ciertas ocasiones, este muñeco representa a una persona concreta o un suceso que se desea olvidar y dejar aparcado para siempre. Cuando llega la media noche, los vecinos le prenden fuego y comienza la fiesta, con la ilusión de que el nuevo año traiga alegrías y buenas noticias para todos.

 

3. ¿Lentejas en Nochevieja? En Italia, sí

Si en nuestro país damos la bienvenida al año comiendo uvas, nuestros vecinos italianos prefieren saludarlo comiendo un buen plato de lentejas. Se cree que esta tradición procede de la Antigua Roma, en donde nació la costumbre de regalar un bolsito de cuero que contenía un puñado de lentejas, con el deseo de que éstas se convirtieran algún día en monedas de oro y llevaran prosperidad y riqueza para todo el año.

Muchos italianos emigraron a América durante el siglo XIX, trasladando allí sus tradiciones, por lo que no resulta extraño que, hoy día, muchos países latinoamericanos también tengan la costumbre de comer lentejas en fin de año.

 

4. Las 108 campanadas de Japón

El budismo, religión mayoritaria en Japón, defiende que son 108 los deseos mundanos que causan sufrimiento al hombre. Por esta razón, en la última noche del año, los japoneses hacen sonar las campanas de sus templos 108 veces, para purificarse y bendecir el año que comienza. De esta manera pretenden alejar los deseos terrenales, que según esta creencia son los que corrompen al hombre y le alejan de la felicidad.

Para completar este ritual, los japoneses se ponen manos a la obra en sus hogares y realizan una limpieza completa de la casa para sacar toda la mala suerte y dar la bienvenida al nuevo año liberados de toda suciedad, tanto en sentido metafórico como literal.

Plato de fideos largos Por último, en la cena de Nochevieja en el país del sol naciente no puede faltar un plato de fideos (toshikoshi soba), pues son el símbolo de una vida larga y próspera: la mejor receta para empezar un año cargado de salud y de bienes. En cuanto a la bebida, el típico sake es el protagonista en una noche tan especial y tan simbólica. Se sirve en vasos laqueados de tamaño diferente, y se apilan de mayor a menor, uno sobre otro. De esta manera, los miembros de la familia, desde el más pequeño hasta el de mayor edad, van tomando por orden el suyo respectivo, sorbiéndolo lentamente con el deseo de alejar las enfermedades y llevar la paz a casa durante todo el nuevo año.

 

5. El barril en llamas, una de las tradiciones de fin de año más originales

Si hablamos de las tradiciones de fin de año más originales del mundo no podemos olvidarnos de Escocia. En esta región de Reino Unido es tradición hacer rodar un barril en llamas por las calles de algunos de sus pueblos y ciudades, para quemar todo lo negativo que se presente en el camino y llevar la buena suerte para el nuevo año a todos los rincones.

Otra tradición que se extiende por todo el país es el conocido como ‘first-footing’, una auténtica competición por ser el primero en cruzar el umbral de la puerta de la casa de un amigo o familiar después de las campanadas de año nuevo. Según la creencia popular, esa primera persona que entra en el hogar determina la suerte para los doce meses posteriores.

Se considera que atraen la buena suerte los hombres jóvenes y sanos, que lleven con ellos sal, pan o carbón, como símbolos del dinero, comida y el calor del hogar. Por lo contrario, si la primera persona que entra es una mujer, un pelirrojo o un hombre de pelo largo, se cree que llevarán la mala suerte a la casa durante todo el año.

 

6. Comer las doce uvas con las campanadas

Uvas de Nochevieja: una de las tradiciones de fin de año más originales Aunque sea la que nos resulte más conocida y familiar, no podemos negar que la costumbre de comer las doce uvas con las campanadas es una de las tradiciones de fin de año más originales del mundo.

Todo empezó en el año 1909, cuando una sobreproducción de la vid propició que los viticultores, deseosos librarse del excedente, se inventaran el pretexto de que daba suerte comerlas en Nochevieja. De este modo, lo que comenzó casi como una excusa se fue convirtiendo en una de las tradiciones de fin de año más arraigadas en nuestro país y, por ende, en muchos rincones de Latinoamérica, a donde ha llegado gracias a la emigración de muchos españoles y a la vuelta a casa de otros tantos inmigrantes a lo largo de todo el siglo XX.

Guardar

Tagged in: